13/42 RETO 42´195

Pienso en voz alta…

El tener que dejar a mi hija unos meses es lo peor que llevo, pero sé que esta experiencia nos va a engrandecer a los dos. María sabe que una experiencia puede ser mala para uno pero buena para la humanidad y sabrá esperar a que regrese. Ojalá pueda venir conmigo un mes, al menos. Todo se verá en su momento.

Hay veces que el Universo te da unos mensajes tan claros que uno no puede mirar a otro lado y no hacer caso.

El primer beneficiado de este viaje seré yo. Lo tengo claro.

No hay sacrificio, hay amor, y el que sentimos mi hija y yo, no conoce espacio ni tiempo.

En parte, aunque parezca una contradicción, este “sacrifico” lo hago por ella. Quiero ser ejemplo de entrega, a veces sobran las palabras y hace falta más acción.

No quiero ser de los que diga con cara de rabia “Vaya mundo de mierda estamos dejando a nuestros hijos”, prefiero ser de los que puede decir “Wow, pedazo de mundo estamos dejando a nuestros descendientes!”

Gracias por colaborar.

Cómo colaborar en el RETO 42´195

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *