Sirenas

Estaba en el metro leyendo un libro sobre la belleza de la contemplación, de pronto mis oídos percibieron el sonido de una flauta. quien tocaba era una especie de sirena de tierra adentro, los sonidos me hipnotizaron y me dejé llevar por la hermosura sensual de sus movimientos. Me pasé tres paradas mi estación, tuve que volver atrás rememorando los momentos en los que el amor guiaba mi vida.
Ahora ya no sé quien soy, nunca lo supe. Engañando a mí ser con disfraces que me quedaban grandes. Recordé a esa sirena que me encandiló con su melodía una vez, nunca pensé que sería para siempre, sin embargo me dejé llevar hasta la isla de su corazón.
Hoy, igual que ayer, me dejé llevar por los miedos y por los cantos de sirena.
Hoy, volví a soñar pero no a creer.
Hoy llegué de nuevo a mi isla deshabitada pero no desierta porque allí estaba yo, conviviendo con mis miedos.

1 comentario en “Sirenas

  1. Anonimo

    Hola
    Que bueno que te encuentres en tu isla y que seas colega de tus miedos.
    Yo llevo años trabajando los miedos, tantos que ni lo recuerdo. De joven tenia miedo a todo y hasta llegue a tener miedo de tener miedo. No se como, he ido haciendome el valiente, hasta que me di cuenta que no hacia falta hacerme el valiente, era mejor no tener miedo.
    Suerte en tu isla, ahi esta la calma de tu esencia.
    Un fuerte abrazo

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *