16/42 RETO 42´195

Hoy voy a dar paso a Desam, mi pareja, con quien voy a compartir esta preciosa experiencia de cooperar en Paraguay. Ha querido escribir unas líneas para contarnos por qué quiere ir a Paraguay,

Detrás de una gran mujer, siempre hay un gran hombre, y yo, siempre intento estar a su altura.

 

Me voy a Paraguay por Desam. Ferrández

No sabría decir muy bien cómo empezó este objetivo. Una semilla diminuta empujada por la brisa tropezó conmigo y sin querer todo comenzó a hilarse…

Es la tercera vez que el universo me pone a mano poder ir de misionera o cooperante.

La primera en mi etapa de adolescente, en mi mente siempre tenía el deseo de ir a África como misionera, pero entre novio, trabajo y miedo, me enfrié.

La segunda ya era adulta, una amiga se iba a África con una ONG conocida, pero otra vez entre marido, trabajo y miedo, lo deje pasar. Al mismo tiempo en la radio los chicos de Gomaespuma, yo era una fan que no me perdía ni un programa, hicieron una expedición a Mauritania la cual seguí con muchísimo interés,  sin embargo el dichoso miedo me puso mil dudas y deseché otra vez la idea de apuntarme a esta incursión.

Ahora con pareja, trabajo y sin miedo, me lanzo a ir a Paraguay, Limpio, para ser más exacta. Me lanzo a una aventura que tengo enormes ganas de emprender, ir como cooperante de la ONG Amor en Acció.

Les conocí en una feria de salud a la cual fui a ofrecer Reiki, lo recaudado iba para dicha ONG, ya que tenían que hacer una expedición a Burkina Faso para seguir con su tarea médica de atención a la población, ellos ya llevaban años haciendo estas labores, en ese momento necesitaban dinero para terminar un pequeño centro u hospital donde atender a todos  los enfermitos que allí les esperan.

He ido conociendo a parte del personal, gente trabajadora y muy implicada. Nos gustan mucho, tanto a mi pareja como a mí, por lo que nos hemos estado informando de cómo se van desarrollando sus diferentes proyectos. Cada vez nos hemos ido implicando más y más,  y es que cuando conoces a gente tan bonita y con semejante misión, no puedes hacer otra cosa más que colaborar.

Ir a África, a Burkina Faso, sin conocer el idioma, me frena mucho, sin embargo cuando nos dijeron que les ha bían pedido colaborar en Paraguay, un dispositivo dentro de mí hizo que se prendiera una chispa, encendiendo de nuevo ese deseo de salir de mi zona de confort,  no sé muy bien si para ayudar o “ayudarme”. Esa vocecita que todos tenemos en la cabeza me dice “Desam, el momento es ahora, el uni te lo ha puesto cerca 3 veces ¡¿De verdad lo vas a dejar pasar?!”

Dicen que a la tercera va la vencida y eso es lo que he hecho, coger esta oportunidad por las riendas y¡a por todas.

Le digo a Jose “amor, me voy a Paraguay”, él no se sorprendió, es como si leyese mi mente y supiese que casi es una necesidad para mi cuerpo hacer un cambio drástico.

Lo hablamos detenidamente. Ponemos pros y contras encima de la mesa, contras…ninguno, pros…todos, ja, ja.

El idioma a nuestro favor, la ONG todavía más a favor, ya que personas más involucradas en ayudar a los demás y más altruistas, dudo que encontremos, por lo que empezamos a enumerar las prioridades que tenemos en este momento. ¿Qué necesito hacer antes de irme al otro continente? y en ello estoy, resolviendo “esas cositas pendientes” para irme con la tranquilidad de no dejarme nada a medias.

Los meses pasan, se acerca la fecha y a mí me empiezan a revolotear las mariposas en la panza, quiero que sea julio ¡Ya! Y la vez que no pase tan aprisa, ya que estoy a medias de la resolución de las trabas. Uffff. que nervios y que ganas de cruzar el charco y conocer a “mi otra familia” que seguro me está esperando allende los mares.

Gracias a los que habéis rozado mi alma para, sutilmente, hacer que cumpla el deseo de toda mi vida, cambiando el miedo por valentía y ganas de seguir viviendo experiencias que no se pueden imaginar, pues se han de vivir.

Gracias a todos los componentes de la ONG Amor en Acció y, por supuesto, gracias a Jose, compañero, colega, dispuesto a entregarse junto a mí en esta aventura que la vida nos tiene preparada.

Cómo colaborar en el Reto RETO 42´195:

42.195 metros – Reto deportivo solidario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *