38 cuentos para el alma con las Flores de Bach de Conchita G. Palomino y Fernando Sampedro

Reseña escrita por Desam. Ferrández

 

 

Título: 38 cuentos para el alma con las Flores de Bach

Autores: Conchita G. Palomino y Fernando Sampedro

Editorial: Kolima books

ISBN: 978-84-16994-67-0

Nº de páginas: 165

 

 

 

Los cuentos de Alma rozan sutilmente nuestra propia esencia, están escritos con mucho tacto, llevando a la protagonista a una superación mental y espiritual interesante, y seguro que muchos de vosotros al igual que yo, os veis reflejados en diversas situaciones.

Son ocurrentes y a la vez instructivos. Cuando leemos, muchas veces nos ponemos en la piel del personaje, incitándote a abrazar al olmo o a volar como lo hace Alma junto al halcón, me ha hecho revivir alguna ocasión en que abrazando a un árbol este me susurraba alguna respuesta.

El enfoque positivo de las flores me ha gustado mucho, ya que como terapeuta floral me enfoco a corregir desequilibrios, haciendo el preparado para aliviar los síntomas, olvidándome, por ejemplo, de poner flores para aumentar el sentimiento de amor universal que nos ofrece el Acebo.

Hay párrafos que son verdaderas perlas, los cuales he releído varas veces por lo hermosos que son, degustando cada palabra, como este:

            Alma, al nacer te matriculaste en un curso de aprendiz de ser humano divino, solo que por el camino te has olvidado de ello y te has ido cargando de sentimientos de culpa, suciedad, pecado…un montón de atributos ajenos a tu esencia.

O este otro:

            Para evolucionar tienes que lograr transmutar (la culpa) y aprender a dirigir tu vida por valores, en vez de pensar en términos de juicio, culpa, castigo, error y fracaso.

 Este maravilloso libro tiene diferentes utilidades, una de ellas seria leerlo como una novela en la que cada cuento es un capitulo, otra seria utilizarlo como oráculo, abriéndolo después de haber hecho la pregunta mágica ¿qué flor necesito ahora? Y otra trabajando los mandatos de la flor que queramos junto a la toma de dicha flor.

Nada más caer en mis manos he devorado hasta el final todas las historias, por lo que luego pondré en práctica las otras utilidades.

Muchas gracias Conchita y Fernando, he disfrutado muchísimo con la lectura de vuestro maravilloso libro, ahora a utilizarlo y a seguir extrayendo el néctar de las afirmaciones.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *