Conversando con… Mario Melul Nacmis

 

Enhorabuena, querido amigo, por haber ganado una gran batalla y gracias por darnos tu tiempo y querer compartir tu experiencia con todo el mundo.

Cuentas  quién eres, en dos líneas, para los que no te conocen

Soy Mario, tengo 55 años. Nací en Barcelona, tengo 3 hijos y vivo en Castellón desde hace 26 años. Soy ingeniero industrial y empresario del ramo textil.

¿Qué es #YoLoHeVencido? ¿Por qué has decidido hacer el reto?

#YoLoHeVencido es un evento dentro de la plataforma “migranodearena.org” que recoge donaciones solidarias de gente que quiere apoyar una causa. En mi caso, al remitir los síntomas de la enfermedad, quise transmitir un mensaje positivo y de ánimo para aquellos que tienen el COVID-19, a todos los que colaboran en la lucha, y a aquellos a los que el miedo les abruma. Me propuse el reto de conseguir recaudar una cantidad que decidí donar a MSF.

¿Y por qué para Médicos sin fronteras?

Conozco a médicos que trabajan toda la vida en esta ONG y están haciendo una gran labor frente al virus en España y en muchas partes del mundo. Considero que es la organización que mejor podía canalizar la ayuda.

¿Cuándo supiste que eras positivo?

Comencé a sospechar que era positivo el día 10 de Marzo. Había regresado dos días antes de un viaje a Madrid donde nos encontramos un grupo grande de compañeros que bailamos tango. Me apareció una tos molesta, acompañada de fiebre y dolores intermitentes en el pecho que no sabría definir. Además, comencé a sentir debilidad muscular, y falta total de apetito. Lo que me acabó de reafirmar que era positivo es que varios compañeros que habían estado conmigo y mi esposa nos anunciaron que tenían la enfermedad.

¿Cómo has pasado la enfermedad?

Me encerré en casa. La fiebre era intermitente y con paracetamol me bajaba rápidamente. Tenía días mejores, sin fiebre, y alrededor del octavo día volví a sentirme peor. Además, por las noches sudaba muchísimo y me salió una erupción cutánea por todo el pecho con picores muy molestos para lo que tomé un antihistamínico. A partir del día 11 o 12 todos los síntomas empezaron a remitir. Ya no tenía fiebre ni dolores y empecé a notar que mi cuerpo ya había vencido la enfermedad. El día 23 de Marzo, trece días después de comenzar los síntomas, estaba curado. Había perdido 3 o 4 kilos pero me sentía eufórico.

¿Has tomado algo especial, bebidas, comida o medicina que te haya ayudado a superar la enfermedad?

Jacqui, mi esposa, me daba infusiones de Artemisa Annua, pienso que eso me ayudó tanto como el amor con el que me las daba.

¿Eres una persona habitualmente sana?

Soy una persona sana y activa. Me gusta practicar varios deportes. Una vez superado el virus, me propuse recuperar mi forma física lo antes posible. Al principio no podía con mi alma, pero con el paso de los días y buena mentalidad he vuelto a ser el de antes.

¿Meditas, rezas? ¿te consideras una persona religiosa o espiritual?

No me considero una persona espiritual y no soy religioso, sin embargo, en estas últimas semanas he comenzado a meditar todos los días y he aprendido a disfrutar como nunca antes de estos momentos de paz y sosiego.

¿Cantas, bailas habitualmente? ¿Haces algún tipo de arte?

Tengo varias aficiones que estos días de estar en casa me han aportado mucho. Toco el violín desde niño, pero los últimos años, mis obligaciones y el estrés no me permitían practicar apenas. He aprovechado el tiempo de confinamiento para volver a sentir el placer de “sentir el arte que llevo dentro”. Además, estamos aprovechando con Jacqui para practicar tango en nuestro pequeño salón casi todos los días. Son formas de desconectar de todo lo que está aconteciendo…

¿Qué consejo darías a las personas que son positivas?

El mejor consejo que puedo dar y doy a todo el mundo para superar el virus es no tenerle miedo, afrontarlo con una actitud positiva y buscando el amor de los más queridos. ¡No esconderte y luchar sin miedo!

Hoy en día se ha de ser todavía más positivo cuando se confirma que das positivo en una de esas enfermedades que generan alerta y se convierten en pandemia.

La inmensa mayoría lo vamos a superar sin problemas.

Así es, así sea. Gracias por tu generosidad, por tu fortaleza y por el reto que estás consiguiendo.

Gracias de todo corazón y de nuevo, ¡enhorabuena!. 

Para los lectores que quieran colaborar con el reto #YoLoHeVencido lo pueden hacer desde aquí

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *