Corazón más puro

El otro día tuve la oportunidad de hablar con una amiga sobre el Reiki, que si un Reiki es más puro que otro, que si hay que hacer esto según el manual, si el Reiki no se debe dar en determinadas circunstancias…De todo se puede sacar partido viviendo con objetividad, sin expectativas y sin juzgar, siendo mero observador de la vida. Perdonadme que me repita en ciertas ideas pero tengo lectores nuevos que no tienen por qué conocer escritos antiguos.

Vivir objetivamente se hace difícil si te crees con la única verdad, todo lo veré con el prisma de Mi Verdad, yo estoy en lo cierto y los demás, como no, están equivocados.

Vivir sin expectativas, sin esperar el fruto de la siembra. Vive y date sin más; no des esperando algo a cambio. Si algo llega será bienvenido, así sea aparentemente bueno o quizás malo…y no olvides que las apariencias engañan. Lo que creemos malo puede ser en definitiva bueno y viceversa.

Sin juzgar. Seguro que sea lo que sea lo que te hagan no es nada personal, si te lo tomas como un mensaje del universo hasta podrás ver el lado positivo de lo negativo. Seguro que, como cada uno de nosotros, los demás hacen las cosas lo mejor que saben, lo mejor que sabemos, muchas veces no sabemos hacerlo mejor. Bien o mal, cada acto que hacemos, lo realizamos para formar y formarnos.

Imaginémonos en el plano energético del cual todos venimos, esa frecuencia supuestamente elevada, por situarlo en algún lugar, donde no existe el tiempo, todo es presente, pasado y futuro, arriba y abajo, norte y sur, toda la energía unida, somos todos lo mismo, la unicidad. Un poco de energía decide bajar a la tierra, encarnarse en…pongamos un tipo llamado Jose Escudero, este ser tendrá que vivir unas experiencias para llevar a cabo su plan de vida, sus aprendizajes y enseñanzas. Así que una vez decidido en quién va a encarnar hay que elegir quienes van a rozar su vida para que ese plan de vida pueda llevarse a cabo, pero teniendo en cuenta un parámetro…libre albedrío, todo tiene que parecer un accidente, lo ha elegido él, todo está bien como es, todo pasa por algo…

Mi vida me recuerda a un camino de peregrinación, comienzas con una emoción, luego la idea, el primer paso, las señales, intuiciones, despistes, despertares, caídas, meta y vuelta a comenzar.

Por eso, como conclusión solo puedo decir como decía el santo, Ama y haz lo que quieras, si de verdad amas no harás el mal, si lo que haces es malo para alguien es lo que tenía que ser para la correcta evolución de cada ser.

El Reiki es maravilloso porque, por lo menos a mí, me ha servido para llegar a entender, para desprogramar situaciones que me bloqueaban, que yo las había pactado antes de bajarme a este plano, me ha servido para trabajar la humildad y la consciencia y saber que los maestros (con minúscula) de Reiki, nos debemos infinitamente a los Maestros con los que nos rodeamos en la vida cotidiana, aquellos que con una sonrisa, una mirada o una palabra, hacen que te sientas bien con tu vida, son como las señales del camino en la senda del peregrino. Esas palabras, sonrisas, miradas te reconfortan, te reafirman y te confirman que pese a haber hecho cosas mal y haber hecho sufrir en tu camino, a pesar de haber sufrido hasta llorar sangre, ha valido la alegría, ha valido la pena, ha valido la vida haber vivido. Vivir, estar vivo.

Leí hace unas semanas en un libro de mi, ahora amigo, Javier Manzanilla, Un Cáncer que lo cura todo, que un mejor Reiki sale de las manos de un ser que tenga el corazón más puro. Pues esa es mi meta, poder transmitir ese Reiki no solo con mis manos, también con un abrazo, con una sonrisa, con una palabra, con un silencio…pero que salga de un corazón puro.

Gracias todos por elegir ser parte de mi camino.

1 comentario en “Corazón más puro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *