Diario de Felicidad, marzo – 8

31- Ayer fui inmensamente feliz en mi terapia particular de coaching con mi amiga, la «bruja» Coach.

30- Ayer fui inmensamente feliz haciendo lo que debía.

29- Ayer fui inmensamente feliz compartiendo una gran comida con amigos del alma.

28- Ayer fui inmensamente feliz disfrutando de un merecido descanso.

27- Ayer fui inmensamente feliz terminando el camino a Monserrat. Toda una experiencia.

26- Ayer fui inmensamente feliz disfrutando de la belleza de la naturaleza en su esplendor25- Ayer fui inmensamente feliz sintiéndome perdido, al final me encontré, y supe que iba por el buen camino,

24- Ayer fui inmensamente feliz viviendo al minuto en el camino.

23- Ayer fui inmensamente feliz en un curso de risoterapia con la hada de la risa , Xavi, mi peque María y yo.

22- Ayer fui inmensamente feliz siendo voluntario de Reiki con la Asociación Namasté La Plana en el Ateneu, a personas con enfermedades cerebrales, una muy hermosa experiencia.

21- Ayer fui inmensamente feliz trabajando con el Grupo de Valencia, son experiencias muy hermosas.

20- Ayer fui inmensamente feliz dejando frluir la vida, aceptando cada felicitación, sintiendome querido.

19- Ayer fui inmensamente feliz escuchando el concinerto de Sara Ledesma en el Café Alejandría de Castellón, muy íntimo una gran voz.

18- Ayer fui inmensamente feliz yendo de viaje con María a Castellón, doinde nos han esperado grandes amigos.

17- Ayer fui inmensamente feliz tomando un café y charlando con Anabel, si lo planeamos no sale, pero así, de espontaneo, todo sabe mucho mejor.

16- Ayer fui inmensamente feliz haciendo la cena con mi hija María, no fue nada especial pero fue precioso, normal, maravilloso.

15- Ayer fui inmensamente feliz yendo de Voluntario a dar reiki en el centro de día Edad Dorada de la Fundación Mensajeros de la Paz y hablando con una pareja canaria muy maja que conocí en una calle.

14- Ayer fui inmensamente feliz en la III quedada de abrazos gratis, fue algo muy especial, está la crónica en el blog, también hubo un momento muy especial a la noche dando un paseo por Madrid con mi hermano Juancho. Días así no se planean, salen.

13- Ayer fui inmensamente feliz escuchando al Coro Arte Vocal en donde cantan Fátima y José Manuel. Fue un espectáculo maravilloso y un placer poder abrazarles .

12- Ayer fui inmensamente feliz sintiendo el lado bonito del ser humano, con Cristina, la pianista del coro; con un mensajero en bici, un compañero de otra empresa con el que pude charlar un buen rato en un trayecto en el que coincidimos, hablar con él me demostró la calidad de los bikers, y por último, aunque pasó al principio, llevé un reparto de croisants a una empresa a 4 km de la tienda y cuando llegué la chica que me recibe me pregunta admirada que si reparto en bici, luego llama a otro compañero, ambos bikers. Charlamos y la chica me regala un bollo, me ofrece agua, mientras el chico me da su opinión sobre cómo circular por Madrid .

11- Ayer fui inmensamente feliz escribiendo para la Revista IMO, me encanta documentarme para escribir, no para de sorprenderme.

10- Ayer fui inmensamente feliz en la presentación del libro de Javier Manzanilla García, es un placer escucharle, un sabio con gran sentido del humor.

9- Ayer fui inmensamente feliz dando reiki en el Centro de día del Padre Ángel para enfermos de Alzheimer, fue una experiencia preciosa, también estuvo genial celebrar el cumple de Ramón con sus amigos en The rombo code, un juego de misterio muy divertido.

8- Ayer fui inmensamente feliz en mi sesión de reiki a Raúl, por fin nos pusimos cara, nos desvirtualizamos, fue un honor y un placer poder compartir con él unas horas del día, aprendiendo, evolucionando.

7- Ayer fui inmensamente feliz durante todo el día con mi hija y con dos visitas que tuvimos, la primera con Cris y la segunda con Jesús, Leire e Izar. Lo curioso es que son citas que tenía pendientes desde hace tiempo y que por fin han sido posibles, es como si fuese cerrando asuntos pendientes para poder abrir otros. Me encantó todo y volveremos a quedar. Estoy deseándolo. María ha estado genial todo el fin de semana y eso me hace, vaya que su felicidad es la mía, me hace inmensamente feliz.

6- Ayer fui inmensamente feliz en la final del certamen Nacional de Coros de Jóvenes organizado por agrupacoros. Además fue muy bonito como surgió todo pues yo no tenía pensado ir, además tenía una cita que se cambió a última hora, pero aún así no tenía dinero para las entradas. El sábado por la mañana di Reiki a Ramón en intercambio por las entradas, fue maravilloso. Fuimos María y yo con Ramón, su madre y una amiga. Toda la tarde fue muy hermosa pero escuchar a los cuatro coros finalistas emocionante y muy gratificante.

5- Ayer fui inmensamente feliz todo el día, cantando solidariamente, trabajando, y charlando con una estupenda brujita buena, fea a su manera, pero con mucha luz, compartimos brebajes mágicos en la cantina de un crematorio…luz y sobra en busca de la perfecta evolución.

4- Ayer fui inmensamente feliz haciendo la reseña del libro Gratitud de Louise L. Hay para la Revista IMO.

3- Ayer fui inmensamente feliz escribiendo, así lo soy siempre, dejo que las musas hablen a través de mi y disfruto, me dejo llevar.

2- Ayer fui inmensamente feliz llevando a mi hija al colegio, siempre me hace muy feliz pero ayer tuvimos una conversación, muy normal por un lado,  pero muy especial. A veces eso es lo bello de la vida, las cosas que consideramos normales a veces tardan en llegar, haciendo una reflexión, quizás por el estilo de vida que llevamos, todo el día corriendo, exigiendo y exigiéndonos, con esa presión absurda que parece que no llegamos a fin de mes.

1- Ayer fui inmensamente feliz viendo Las Cayatas, La mascletá, y compartiendo las fiestas de la Magadalena con mis amigos de Castellón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *