Donaciones que marcan el corazón

Como sabéis el viernes pasado salimos a repartir cenas. Marta Aguilera. nos sorprendió con un hermoso detalle.
Su abuelita, la Yaya Benilde, dejó este mundo unos meses atrás,en plena pandemia.
La tía dió a Marta los últimos 50 euros que la Yaya tenía.
Y Marta pensó que ese dinero estaría bien invertido en Susurros de luz… Yaya Benilde, Marta, Tía… Muchas gracias.
Todas las donaciones son importantes pero algunas, además, dejan una cierta humedad en los ojos… Lágrimas de amor y gratitud.
Gracias, familia, todos somos Susurros de luz.
Y con este dinero hemos adquirido ropa interior, calcetines y camisetas en un mayorista de Lavapies.
Lo repartiremos entre la gente que lo necesita…
Cada vez hay más amor en el mundo, eso no se ve en las noticias, se vive en la calle.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *