Editorial de septiembre 2020

El miedo está matando al sentido común

No hace mucho tiempo, en esta época, uno pensaba en la vuelta al colegio con ilusión y esos nervios que se nos juntaban en la boca del estómago. Por un lado no se quería dejar de vivir en vacaciones y por otro querías volver al colegio o instituto para ese reencuentro con los amigos y amigas, compañeros de clase, y poder contar y escuchar las aventuras vividas durante el verano.

Creces y te vas adaptando a las circunstancias, cada año menos vacaciones y más trabajo, una gran mayoria habla de la depresión post vacacional, sueñan con que les toque la lotería para no tener que volver a trabajar nunca más…

Este año, a estas alturas, 30 de agosto, todavía no hay idea clara de cómo vamos a volver a los centros escolares, y si el presunto virus contagia a todo un colegio, a una clase, a un par de estudiantes… ¿qué hacer?. Hay mucho miedo, están planteando medidas acorde a la situación que se está viviendo, y no hablo de la pandemia que por las cifras en España ya no es tal, hablo de la situación de histeria colectiva en la que nos encontramos.

Los medios de información general están mostrando alternativas extremas para asustar, crear más miedo e histeria y así seguro que más de uno ya sea alumnado o profesorado, enferma. Se está escuchando que pueden poner multas a quién mande a sus hijos a clase con indicios de enfermedad, se está hablando de que pueden quitar la potestad a los padres, llevarse a los positivos a pasar sus cuarentenas en lugares específicos sin que tengan posibilidad de que vean a sus padres, madres… Se están escuchando autenticas barbaridades que desde aquí pedimos que se deje toda esa información que nos llega, una vez más, en cuarentena. Se está demostrando día a día que las noticias son alarmistas, es periodismo mediocre, amarillo. En todo el planeta se usa el mismo lenguaje intimidatorio y a los que no piensan como la elite desea, nos etiquetan con adjetivos peyorativos que vuelven a manipular la realidad para que los seguidores de los medios de manipulación general tengan la idea que les interesa de aquellos que tenemos dudas, no somos negacionistas, pedimos algo tan lógico que se investiga libre y objetivamente, lejos de los intereses de fundaciones e industrias que puedan sacar algún tipo de beneficio de todo esto. Meses atrás entrevistamos a Mario, una persona que enfermó de Covid y se curó con Dioxido de cloro y Artemisa Anua, tenemos bastantes conocidos que se han curado tomando eso u ozono, no vamos a decir nada más que consulten a médicos homeópatas colegiados e incluso podéis ir a farmacias que vendan homeopatía y preguntad por los tratamientos que tienen para la gripe estacional y para subir defensas. Hay muchas alternativas silenciadas por motivos que si no sabemos, nos podemos imaginar. Y esto no son conspiraciones, son hechos. Nosotros, además de todo tipo de medicina natural, homeopática, etc, somos muy seguidores de la teoría de la emoción que esconde una enfermedad, de la enfermedad como camino. La enfermedad nos viene a mostrar algo.

Una persona muy cercana a mí ha dado positivo en la prueba PCR de Covid tras pasar varios días con 37´7 de fiebre. Puede ser un Covid leve o una gripe fuerte, de las que ha habido siempre. Hablo con esta personas, le digo de broma que él es la prueba de que el virus no es tan mortal, “ dicen que el virus ha mutado y ya no es tan agresivo” me argumenta, entonces me pregunto ¿por qué se siguen tomando tantas medidas extremas? Los medios de comunicación están contando verdades a medias, datos no muy exactos y cifras demasiado generales. De los miles de nuevos positivos ¿cuántos están en casa pasando la cuarentena? ¿Cuántos son casos muy graves? No queremos seguir por este lado…

La situación actual es la de un colectivo de padres y madres muy asustados por las medidas que parece se quieren tomar.

No creemos que se deba seguir confinando a la población sana, habrá que tomar especiales cuidados con las personas de cualquier edad con ciertas patologías a las que les pueda afectar o incluso matar el virus, pero no al resto de la población, sea cual sea la edad de los ciudadanos. Tenemos que hacer vida normal. En lugar de contarnos las cifras distorsionadas de incremento de rebrotes, los medios podrían contar los casos de personas sanas y fuertes que salen adelante, o motivar a que se haga ejercicio, se coma sano, se tome algo tan típico español como el ajo, el mejor antibiótico natural, se tomen infusiones de jengibre con limón o cúrcuma… todo aquello que nos pueda subir las defensas.

Parece que esta campaña de miedo terminará cuando saquen la vacuna “para todos”, creemos que todo esto es una forma de propaganda y lavado de cerebro para que estemos deseando que nos vacunen. Ahora, la pregunta que me viene a la cabeza, si el virus ha variado desde enero hasta agosto ¿en base a que virus están fabricando la vacuna? Una noticia del 28 de agosto dice que en septiembre van a inocular el virus del SarsCov2 a personas sanas para probar la fase 2 de una vacuna desarrollada en tiempo récord saltándose protocolos que llevarían años antes de ser probada en humanos. Cuando los seres humanos juegan a ser dioses, nos podemos preparar para “la venganza” de esa naturaleza tan sabia que no ha necesitado de laboratorios para su creación.

Por cierto, esa persona cercana que dio positivo que mencioné antes, lo pasó mal, tuvo fiebre no muy alta, por suerte no tuvo neumonía pero si estuvo extremadamente cansado varios días. Enfermó tras recibir dos noticias de trabajo negativas, no le salieron dos proyectos en los que había invertido mucho tiempo, dinero, ilusión y energías…quedó agotado. Ese es el origen emocional de su enfermedad… dio positivo con la prueba de PCR por lo que podía tratarse de una gripe muy fuerte pues ya sabemos como funcionan los test PCR… eso ahora nos da igual, el Covid19 no mata siempre, dejemos de tratar a los contagiados, o a los que dan positivo, como personas próximas a morir porque no es así. Se están curando muchos más de los que mueren… pero ese enfoque no interesa darlo porque podría ser que no queramos la vacuna milagrosa. El cuerpo humano desarrolla su propio sistema inmunológico contra los virus naturales pero el virus del miedo que nos están inoculando se cura nada más que desconectándose del ruido mental que nos producen los noticiarios, programas o columnas de opinión.

Apaga la televisión, sal a la calle y observa ¿Qué ves?.

El miedo está matando al sentido común.

 

Jose Mª Escudero Ramos es editor de  la revista  y fundador de la Asociación Susurros de luz

 

3 comentarios en “Editorial de septiembre 2020

  1. eva zubero

    Yo tampoco soy negacionista, sólo siento que soy sensible a tanta deshumanización, y eso me hace estar alerta de los mensajes que llegan de forma masiva desde los «mass media» que dicen en inglés…; cuando nos tratan como una masa y no como personas únicas, hacía dónde nos quieren dirigir? No sé nada de medicina., ni de psicología, ni de sociologia ni de casi nada; pero mi instinto me dice alto y claro que no me fie de las apariencias y que me aleje de la masa…
    un abrazo enorme Jose y gracias

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *