Estar muerto o se murió

El otro día hablando con mi amiga Nieves comentó algo que me hizo recapacitar. Mi padre está muerto, no, se murió…y siguió hablando. Me hizo gracia porque yo pienso igual, m padre se murió tal día, se murió, pero sigue vivo…no está muerto.

También podemos estar muertos en vida, y podemos estar vivos aún habiendo pasado a mejor vida tiempo atrás, si hemos pasado a mejor vida, estaremos vivos, ¿no?. La teoría de la reencarnación es morir para Morir volver a re-vivir.

Morir, morir no es más que un cambio en el calendario, ya no contarán los tacos que uno tiene (me contó mi amigo Ramón que se dice esa frase porque antes había calendario de tacos, de esos que se ponen en las mesas y se van arrancando las hojas, de ahí que se diga “tiene tantos tacos” calendarios). Morir es dejar de utilizar los tacos para ser presente constante, VIVIR.

Morir es dejar que te cuenten la vida en  lugar de vivirla, es vivir la vida de otros y no tener una propia, morir en vida…por no vivir.

Yo sé que un día moriré pero nunca dejaré de estar vivo, nunca estaré muerto, no, soy energía y lo que haré, lo que hacemos, será transformarnos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *