Hoy sí que me resulta difícil escribir sobre lo que tengo que escribir y no quiero.

Hoy sí que me resulta difícil escribir sobre lo que tengo que escribir y no quiero.

En la vida se producen situaciones que te sobrepasan, lo peor es cuando tomas decisiones que sabes incorrectas mientras escuchas una vocecilla que te dice, “no lo hagas, no lo hagas” y tú, erre que erre, y vas, y lo haces.

Desde el principio sientes unas percepciones, ummm ¿cómo podría decir yo? Que te hacen hacer OMMM… pero luego dices ¡va! Y sigues erre que erre…!joder, que soy maestro reiki! Coño, ¿qué va a pasar?

Y pasa el tiempo y las vibraciones nos son buenas, cada vez que haces algo relacionado con el asunto en cuestión escuchas esa intuición a la que no quieres hacer caso porque, dicen, si le prestas atención la creas, es una posibilidad entre muchas… “no la menciones” dice una voz de tu interior más fuerte que la otra…y mientras tu ser físico OMMM…y sientes en el estómago algo especial…y vas y te entregas al 100% a la causa…OMMM, ummm, ah…Ommm, ummm, no, no, no. Bueno, sí.

El día antes, te enfrentas a los últimos retoques… hemos trabajado en equipo dándolo todo para que esto salga bien y difundir el espíritu del reiki.

Prensa, avisada.

Publicidad y difusión: hecho

Maestros: Firmes y deseando dar reiki

Publico deseando venir

Todo el material, café, té  y pastas para ofrecer mientras pasamos el día y ese maravilloso público espera su turno: Comprado

Hemos hecho una buena inversión, nos ha costado mucho tiempo y algo de dinero, bastante.

Y justo, tal y como había presentido, llega el momento en el que recibo la llamada que no quiero escuchar. La dirección del centro que amablemente nos prestó hace meses sus instalaciones me dice, muy apenada, que tiene que cancelar el evento por  órdenes muy superiores de la iglesia católica, que ha estado recibiendo llamadas muy agresivas y hasta amenazantes para que se cancelase el evento desde hace varios días, pero que como esta persona no veía nada malo en el Reiki, siguió cediendo el espacio hasta que se ha visto obligada a cancelar la cesión de su espacio.  ¿Se podría haber hecho de otra forma y cancelar antes? Lo ha hecho lo mejor que ha podido, que ha sabido.

Yo agradezco todo lo que ha hecho por nosotros, por mí, que al final es la cara que conoce de la ASR.

Pero hay un sector en la iglesia católica que nos ve una amenaza, que nos siente secta diabólica. Y yo desde aquí, solo quiere agradecer al universo, a su Dios misericordioso, a Alá, Jehova, Yavhe, la Fuente, como dice el Dr. Dwyer…como lo queráis llamar, porque yo desde este blog escribo a todo aquel que me quiera leer, y si mis escritos ayudan a un católico, musulmán, judío o mormón, a ser mejor persona, pues me alegraré, jamás juzgaré su condición, religión, ética o nacionalidad, porque en el fondo somos todos lo mismo.

Gracias, Luis, por ponérmelo difícil, hoy afianzo mi ser y te digo que te mando todo mi amor incondicional, te mandaré reiki a distancia para que veas la luz natural de la vida, te ilumines y salgas de esa sombra en la que te proteges. Estoy a tu disposición para que, cuando quieras, hablemos, dialoguemos, sobre tu punto de vista y del mío. No sé cuál hará más daño, pero atacar por la espalda no es de valientes, la ignorancia es muy valiente, pero cuando juegas con el bienestar de las personas, cuidado, lo mismo estás jugando con el diablo tú mismo. Por cierto, en algún post he escrito que Satán puede que esté dentro de nosotros mismos y es el que nos hace avanzar, esa es la verdadera Yihad a la que se refiere el Islam. Satán significa “adversario” en hebreo, lo leí en un libro sobre ángeles.

Y otra cosa, la vida es un camino de luces y de sombras. Gracias por hacerme caminar por mi lado oscuro, gracias por enfrentarme a la irá, al enfado y al odio, otra forma de amar, porque una vez que conoces tus sentimientos puedes enfrentarte a su corrección, y como dice tu Señor, Perdona…yo te perdono, porque al final eres un instrumento del universo para mi propia evolución personal. Gracias, Gracias, Gracias porque nos has hecho crecer como personas, un paso más en la escala evolutiva.

Yo te perdono todo el mal que nos has causado, porque no hay mal que por bien no venga, porque he vuelto a poner en coherencia mis pensamientos, mis palabras y mis acciones.

Te amo, amigo, porque el amor es lo que nos une, ese Dios de ama a tu prójimo más que a ti mismo…y ahora, para terminar de momento, te tiendo la mano para poder enseñarte lo que es el reiki, que no es otra cosa que amar sin condiciones, aunque el prójimo me ponga condiciones para odiar, pero yo no soy así. Gracias por afianzar mis principios.

Gracias.

Y todo esto viene por aquí

enlace Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *