#ProyectoBelén2018 2

Mi amiga Pili me cuenta: Recuerdo un día que iba con mi hijo, entramos en una pastelería, había un señor pidiendo en la puerta, le dije viniera conmigo y que eliguera un par de pasteles o lo que quisiera.  

El hombre eligió, me dio las gracias y nos fuimos. No hice nada especial, lo mejor el comentario de mi hijo «mamá que buena persona eres» yo le dije que el mundo tiene que cambiar para que no tengamos que vivir más experiencias como esta porque no haya pobres…

Ese es el sueño de Pili, mi gran amiga que en el silencioso anonimato hace lo que está en su mano para hacer mejor la vida de otros con pequeños detalles.

Gracias por hacerlo posible.

Cuenta tu experiencia con #ProyectoBelén2018  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *