Sentía la necesidad de decirlo

Mi amiga María Jesús es como una paloma blanca que entra sin darse cuenta a una tienda, lo alborota todo y antes de irse, deja caer una hermosa pluma blanca justo al lado tuyo. Enseguida entiendes que se trata de un ángel, que no quiere nada a cambio, solo que recuerdes tu esencia…entrega, amor y gratitud.

Gracias por dejar caer tu ala blanca sobre mí justo cuando lo necesitaba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *