Sonrisa en papel

El otro día vi uno de esos vídeos que ahora llaman virales donde se ve como un individuo tira un papel frente a un operario de limpieza, una mujer ve la escena y, antes de que el hombre lo recogiese, ella se agacha, lo coge, escribe algo, lo pliega y se lo da. Cuando el hombre que limpia lo abre ve una sonrisa.
Yo hoy en el Metro he podido ver a una mujer que estaba sentada y ha dejado el sitio dos veces, con una sonrisa, a otras personas.

Pensé en el vídeo y dibujé, en un papel, una sonrisa y la palabra gracias, cuando me bajé del vagón le di el trozo de papel. Sentí cierta Desconfianza y rechazo pero al final lo cogió.

No sé si lo abriría ni cuál sería su reacción al ver la sonrisa.

Espero que se sienta bien, el universo es agradecido y nos premia con sonrisas cuando menos te lo esperas.

 

 

4 comentarios en “Sonrisa en papel

  1. María José

    Qué bonito Jose. Como todo repercute en todos, me apetece darte las gracias por ese papel que diste.
    Gracias !!!

    Responder
    1. Jose Escudero Autor

      Hola María José
      Muchas gracias por tus gracias.
      Acepto todo lo que el universo me da en cada momento y tenerte como fiel lectora es una bendición.

      LLegas en un momento muy especial, de cambios, en mi vida, y cada palabra que compartes conmigo me aporta una seguridad muy necesitada. Gracias por ello, gracias por estar y por SER.
      Jose E

      Responder
      1. María José

        Hola Jose.
        Me alegra muchísimo saber que te aporto algo tan bueno. Pero no te puedes imaginar, lo que tú me estás aportando a mí. Todas tus entradas al Blog, me dan ánimo, me refuerzan y también estoy en un momento, en que necesito todo esto.
        Me refrescas la memoria, porque me identifico muchísimo con todo lo que cuentas. Y me encanta conocer a una persona tan afín, que habla de lo que yo hablo y pienso y cuento, pero que no se me entiende. Eres la primera persona, o para ser exactos, la segunda (pero con esta segunda perdí el contacto hace muchos años), que encuentro en mi vida, que piensa como pienso yo. Porque yo no estoy metida en ese mundo y con las personas que me relaciono, me ven un poco rara. Muchas veces me siento fuera de sitio, que no pertenezco a aquí, pero al conocerte y leerte, buff… qué alivio, alguien que me puede entender.
        Y como siempre y todo en la vida, llegas en el momento justo.
        Así que mil gracias a ti y mil gracias a Dios, al Universo y a la Vida, por estas cosas tan fantásticas que pasan.
        Es maravilloso darse cuenta y vivirlo.
        Gracias.

        Responder
  2. María José

    Ayy… y por cierto, en esta entrada «Sonrisa en papel»… Me ha hecho recordar algo que me pasó a mí.
    Tenía yo veinte años, iba en el autobús, en la Gran Vía, el autobús llenísimo de gente, de pie, con una mano agarrada a la barandilla y en el otro brazo cargada de libros, cuadernos… salía de clase. Casi no podía sujetarlos y sujetarme yo. Además había sido un mal día, estaba triste, lo veía todo negro… De repente llega un chico y me da un papel doblado. Miro en mis libros y veo que no se me podía haber caído nada y ya era difícil. Y le digo: «No gracias, no es mío». Me dice: «Es para ti», lo cogí y el se bajó del autobús.
    No podía abrirlo, porque no tenía manos, pero lo guardé, pensando que sería una propaganda sobre algo, o alguna información… Cual fue mi sorpresa, cuando me bajé del autobús y lo leo. Era un poema precioso, que aún guardo, manuscrito y que terminaba diciendo: «A tus ojos».
    Pero qué bonito y qué mágico!!! Me alegró el día y casi la vida, porque me hizo seguir creyendo en los milagros, en ese día tan malo que tenía yo.
    Aún recuerdo su cara y aún le sigo dando las gracias.
    Qué maravillosa es la vida!!!

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *