Suerte de sentir, poema de Desam. Ferrández

Suerte de sentir, poema de Desam. Ferrández

Aves negras bailan sobre mi cabeza
Y muero… “porque no muero”.

Mil ojos ruidosos ríen,
algo atenaza la respiración
cuando el amor se mezcla con el deseo,
las cuencas visuales pierden el relleno.
¿Lo habéis visto?
La respiración se atasca,
la mentira ciñe corbatas.

La escena se repite.
Mi cabeza sigue a los contrincantes,
el veneno salta de bandeja en bandeja,
miles de agujas se clavan en la yugular,
dardos vuelan en busca del muerto.

La madrugada penetra con temblor de vientre,
ardor entre las piernas como mbeyú caliente,
devorado con pasión por el amante casual,
cuando el deseo se mezcla con amor.

Al final, gracias por el momento,
suerte de sentir.
El amor se siente en todas las personas,
comprensión y lágrimas.

Cuando cada experiencia supera a la anterior
lágrimas del dolor de otros,
y de agradecimiento mío,
se juntan en el mismo ojo
en caída libre hacia la liberación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *