A partir de un instante, entras en trance y trasciendes

A partir de un instante, entras en trance y trasciendes

Llevo unos días dándole tanta vueltas a la cabeza que parecía la niña de la película El exorcista, me imagino que se debe a esa manía que nos ha entrado por mover nuestras energías, ya lo he dicho en otras entradas, cuando se mueven esas energías en nuestro cuerpo es como cuando ponemos cucharadas de azúcar en un vaso con agua, el agua se vuelve turbia y no se torna trasparente de nuevo hasta que no se asienta la mezcla del azúcar con el líquido elemento. En nosotros pasa igual.

He estado pasando un fin de semana muy removido y revuelto, muchas energías distintas a mí alrededor. Es impresionante lo  que se puede llegar a sentir en un encuentro de luz, de amor donde unos ponentes nos cuentan como saben, lo que saben, altruistamente comparten. Todos lo hacemos lo mejor que sabemos hacer y nos entregamos de la mejor forma que sabemos. En mí solo hay gratitud y ganas de seguir en la senda, paso a paso, con esas ansias de aprender y compartir además de amar.

Hubo un concierto muy hermoso con tambores chamánicos, cuencos de cuarzo y otros maravillosos instrumentos. Todo amor…pero, caray, removieron todas mis células, quizás esa me pasa por ponerme en primera fila con los brazos y los chakras abiertos…tras esa espectacular sesión vibratoria me fui de paseo con mi amiga Desam, lo cierto es que estaba como para comerme una farola, por aquello de que somos luz, pero caminando, charlando, riéndonos y viendo las señales, pude recobrar el sentido del ser y estar aquí.

las-aguas

Por la noche tuvimos movida removida con seres traviesos que aprovechan nuestras debilidades para mover ficha. Menos mal que estamos al quite y pudimos salir airosos.

De vuelta a casa, otro ataque…mi mente duda, vienen viejos miedos, noche sin dormir, y más bailes con la cabeza girando como una centrifugadora.  Oraciones, afirmaciones y yo soy luz y amor. Todo es perfecto tal y como lo siento.

Primera meditación:

Todo se reduce a la posición que tomemos ante cada situación y de cómo permites que te afecte. Si es que lo sabemos, gracias maestros cada palabra refuerza la sonrisa del universo. Objetivamente todo es espectacular…¿cómo me afecta esto? ¿me afecta? ¿todo esto? Jajaja, río. Si todo es pasado, ya me ha aportado la experiencia necesaria para experimentar mí ahora.

Segunda meditación en movimiento, mientras corría 15 kilómetros descalzo por diferentes texturas de asfalto y losetas…y un poco de carril bici:

Corro tal cual vivo, medito, meditación en movimiento. Corro descalzo. Soy plenamente consciente de por dónde piso. Eso no quita para que de pronto pise una china puntiaguda que me puede perturbar la paz, cambio mi pisada y soy consciente de una chispa en mi planta del pie que se podría considerar dolor. Lo experimento y lo integro. Sigo corriendo. Soy plenamente consciente de mi pisada. Medito. Observo los próximos metros que voy a pisar. Todo está bien. Hay cristales y alguna china que evito pisar. De pronto, otra china puntiaguda. Tengo la experiencia de dolor de la primera vez, como ya conozco lo que se siente, en la segunda ya no es dolor pues no me pilla de sorpresa y además tengo experiencia. Sigo corriendo, sonrío. Todo depende de cómo te tomes las cosas en el momento en que pasan, Corriendo descalzo 15 kilómetros a partir de un instante todo es trance y transciendes. Como en la vida misma pero cuando bajas la frecuencia aprovechan las entidades acechantes para ir a por ti como más te duele, a mí me atacan con ciertos miedos y dudas, pero al pasar la prueba, siempre salgo reforzado.

Yo soy luz y amor, me amo y amo mi mundo.

corazon-en-arbol

1 comentario en “A partir de un instante, entras en trance y trasciendes

  1. María José

    Cuando bajas la frecuencia… Cuando te abres confiado… Se te descoloca todo.
    Creo que tardo muchísimo más que tú, por supuesto, en recolocar, en asentar… Pero, eso sí y soy consciente: siempre salgo reforzada!

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *