Aceptar la duda de Anselm Grüm

 

 

Título: Aceptar la duda. La crisis como señal de progreso

Autor: Anselm Grüm

Nº de páginas: 160

Editorial: Kairós

ISBN: 978-84-9988-840-8

Año de edición: 2021

 

 

Desde Susurros de luz llevamos unos meses planteando la duda como una forma de superviviencia a esta vorágine de sobreinformación y manipulación que se está viviendo con el tema del virus del que no se para de hablar en ningún medio. «Poned toda información que llegue, desde cualquier medio oficial o no, en cuarentena» es la frase que se ha convertido en nuestro lema. Por eso, al llegarnos la nota de prensa de Kairós, informando de la publicación de «Aceptar la duda», no dudamos un segundo en pedir un ejemplar para poder hacer su correspondiente reseña.

Anselm Grüm tiene contacto con diferentes tipos de personas y se basa en las experiencias de todas ellas para desarrollar cada capítulo en base a diferentes tipos de dudas. He de confesar que los primeros capítulos nos dejaron un poco indiferentes, quizá sea porque se refieren a tipos de dudas que no nos afectan: Duda en las relaciones personales y Dudar de la capacidad de los empleados, por ejemplo en este sentido hemos echado de menos que también hablase de las dudas que podemos tener a la hora de elegir o aceptar un trabajo…

Los capítulos destinados a: Dudar de uno mismo, Duda y fe, Duda en momentos de enfermedad y necesidad, El anhelo de la certeza, Dudar de los dogmas, Gestionar las dudas de los niños y Duda y conocimientos, no tienen desperdicio, son muy acertados.

El monje benedictino Anselm Grüm hace un recorrido por las historia a través de las dudas, así nos recuerda que Abelardo, filósofo y teólogo medieval decía que «a través de la duda llegamos a la investigación; y a través de la investigación alcanzamos la verdad» o el pensamiento de Max Weber, «La duda más radical es la madre del conocimiento». Quizás no haga falta ser tan radical en nuestras dudas pero sí que hemos de dudar para poder tener criterios propios, bien fundados.

La duda nos hace observar y analizar para encontrar la respuesta. «La certeza no se grita: se susurra», como bien hemos repetido más de una vez.

A lo largo del libro se pueden leer diversas frases y proverbios entorno a la duda. Mencionan dos proverbios, uno iraní y otro de la India, muy similares, lo que nos indica que la duda no es exclusivo de lo que llamamos Occidente:

La duda es la llave del conocimiento. Proverbio iraní.

-La duda es la sala de espera del conocimiento. Proverbio de la India.

Me ha encantado reafirmarme en el poder de la duda como ejercicio de crecimiento personal. El pasado verano pude hablar con una buena amiga sobre el tema, me recriminaba que dudase de toda creencia o información que ella me comentaba. “Estoy en fase de observación y análisis, ya me reafirmaré” respondí sonriendo. Por eso disfruto leyendo las palabras de Erich Friedal que nos recuerda el monje benedictino: «No dudes de quien te diga que tiene miedo, pero ten miedo de aquel que te diga que no tiene ninguna duda» y es que «tener por ciertas las palabras, sin analizarlas, va en contra de la dignidad del espíritu humano». Me encanta.

El libro no habla solo de la duda y la desesperación, sino también sobre la experiencia de la certeza: «No podemos demostrar la fe a través de nuestras experiencias, pero las experiencias pueden fortalecer la fe».

Aceptar la duda. La crisis como señal de progreso de Anselm Grüm es un libro obligado de leer en estos momentos de incertidumbre. Lo recomendamos como libro del mes de febrero deseando que tenga una buena venta porque su lectura nos va a ayudar a creer más en nosotros mismos y en toda la humanidad pues como dice al final del libro nuestro querido monje benedictino: «Cuando experimentamos en el fondo de nuestra alma la unidad con el todo, entonces hemos llegado al lugar donde no puede entrar la duda».

Gracias, Universo, por hacerme llegar este libro en momento tan oportuno. Seguiremos dudando de la versión oficial, de las noticias no oficiales y de tanto charlatán que no deja de crear ruido.

Apagando todo ruidoso aparato será más fácil llegar a ese lugar de unión con el todo en donde no cabe ninguna duda.

Reseña realizada por Jose Mª Escudero Ramos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *