Cada día me reafirmo en mis pensamientos.

Das lo que recibes.

Si vives en la coherencia te vendrá abundancia.

Tienes que pedir sin ningún tipo de duda. Alinear pensamientos, palabras y acción es lo más difícil por eso es tan importante ser consciente.

El despertar de la consciencia puede llegar de cualquier forma, a través de un dolor, una enfermedad o una tragedia es muy habitual, por eso no hay que juzgar al “verdugo o ejecutor” que provoca ese despertar.

Podremos despertar repetidas veces la consciencia, todo está bien, no hemos de tirar la toalla si nos volvemos a dormir en nuestro propio confort. Todo lo que hacemos tiene una repercusión, para bien o para mal, si para bien, bien, que si para mal, seguro que “despierta” a alguien (o a mí mismo), pues también bien.

Mi trabajo diario es observar, pensar y hacer feliz a todo aquel que se cruza en mi camino. Soy muy egoísta pues al provocar felicidad yo soy feliz, en el fondo lo hago por mí, porque tú, lector, y yo, somos lo mismo. Yo no puedo odiar porque al sentir algo negativo por alguien lo sentiría por mí, sea quien sea. Piensa esto en su grado máximo y dejarás de sentir emociones negativas en tu ser.

La abundancia es tener todo lo que necesito en cada momento, si no me llega lo que quiero es que eso supondría que retrasase mi correcta evolución espiritual.
Gracias pues por lo que tengo y por lo que no.

¿Y pensar que todo es perfecto tal y como es?

Pide desde el corazón y sin dudar, pide claramente lo que quieres.

Quiero abundancia económica para poder seguir escribiendo y mandando mensajes optimistas a un mundo muy necesitado.

Llega, me llega.

Gracias, gracias, gracias

Vivo inmerso en un mar de gratitud.

Quiero sentir la amistad, el amor y el cariño de todo aquel a quien susurran en sus oídos las palabras que escribo…y me llegan esos sentimientos.

Ayer mismo me llamó un conocido de Facebook para decirme que solo me llamaba para decirme que apreciaba mis mensajes diarios en esa red social, que le lleno de optimismo y que me agradecía que compartiese esos sentimientos.

¿cómo voy a dejar de escribir?

En la asamblea de la ASR del pasado fin de semana me han comunicado varios compañeros su cariño y que les encanta lo que escribo.

¿cómo voy a dejar de transmitir mis sentimientos en el lienzo blanco de la vida…?

Soy muy egoísta porque me encanta enamorar el alma de mis amigos, mi alma, porque así me hacéis mejor persona.

Gracias, Gracias, Gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *