Camino iniciatico

El lunes 4 de agosto comienzo un viaje precioso. Haré el Camino a Santo Toribio de Liébana en Cantabria.

Comienza en Santander y sigue por Santillana del Mar, Comillas, San Vicente de la Barquera y llega hasta Potes, al monasterio de Santo Toribio de Liébana. Son unos 126 kilómetros que haré en una semana aproximadamente.

Lo bonito del viaje es que lo haré sin dinero, voy en busca de ángeles que me quieran ayudar e iluminar mi camino, sé que los encontraré.

Voy sin comida, nada más que una botella de agua y jengibre en gominolas, y mi preprarado de quinoa, amaranto y Maca. Espero encontrarme con muchos ángeles que me alimenten el cuerpo y el espíritu. De hecho, ya me he encontrado con bastantes.

Éste viaje es el principio de una serie de caminos iniciáticos, caminos de despertar, de buscar límites para sacar lo mejor del ser humano, lo mejor de mí mismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *