reflexiónrespeto¿Quién soy?

Pensamiento en voz alta

Quizás se me ha ido la pinza con tanta etiqueta y con tanta palabra.

Querida hermana, ¿somos hermanos? Te estoy hablando a Mí, o sea a Ti que eres yo, somos Uno en la UNICIDAD, todos con la Fuente, en la Fuente, en el camino, o en la vida, lo que quieras, pero no, no somos hermanos, somos más que eso, somos UNO.

Si quitamos esas limitaciones humanas que son las etiquetas, esas palabras a las que nos aferramos para llevar razón, ¿razón de qué?, podríamos hasta entendernos.

Es la vida, el camino de la luz y la sombra. Es el hogar, ese hogar que nunca abandonamos, aunque no seamos conscientes siempre estamos ahí, aquí, en el camino, en la vida, en el hogar, lo llames como lo llames, da igual la etiqueta que pongas. Nunca hemos abandonado el Hogar.

¡Ay! Que cansino es esto de las etiquetas.

En fin, Feliz día o no día, feliz camino, feliz senda, feliz vida, feliz año, feliz ahora.. o feliz eterno momento presente;  pasado-presente-futuro, feliz paseo por el monte o no monte porque lo mismo es una interpretación mátrix de lo que creemos es un monte pero no lo es…

Si nos ponemos a jugar con las etiquetas y las interpretaciones podemos acabar en el infinito, o no, porque lo infinito puede ser finito dentro de otro infinito superior de un finito infinito…

Y como sigamos jugando con las interpretaciones de cada cosa según nuestros egos podemos volvernos locos, o cuerdos porque lo mismo el loco es el cuerdo y el que creemos cuerdo es el que está verdaderamente loco… que se tú, que eres yo, pues ambos somos lo mismo, ¿Qué se yo, hermana?…

En fin, o no fin, pues puede ser principio, todo fin es un nuevo principio como todo principio tiene un fin o al revés para que nos entendamos, lo que es arriba es abajo y lo que es abajo es arriba… uy, que me vuelvo a liar. Bueno, Yo, o sea tú, espero que nos queda claro todo, o no, porque de la oscuridad también se aprende, es cuestión de iluminarla, no habría luz sin oscuridad, ni una cosa ni otra sin una mente que lo interprete todo, o sí… vete tú, o sea yo, a saber.

Comparto mis conocimientos para que el mundo, incluido yo que soy tú y que somos parte de él, alcancemos la sabiduría perenne, que no sé qué es pero suena muy bonito.

Con todo nuestro amor.

 

Susurros de luz

Susurros de luz, la asociación que hace que las cosas bellas sucedan y además las cuenta.

Un comentario en «Pensamiento en voz alta»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *