Diario de felicidad 5- Diciembre

31- Ayer fui inmensamente feliz disfrutando de un circuito en un SPA con mi amigo Ramón, hablando de lo divino y de lo humano. Salimos muy relajados. Genial manera de terminar el año.

30- Ayer fui inmensamente feliz yendo de compras con María, y eso que me cuesta mucho comprar, pero teniendo ideas claras es muy sencillo y hasta se haca rápido y divertido.

29- Ayer fui inmensamente feliz viviendo rodeado de amor en cada acto y en cada conversación.

28- Ayer fui inmensamente feliz viendo dos exposiciones en el IVAM de Valencia con la mejor compañía posible. gratas sorpresas y mucha evolución personal.

27- Ayer fui inmensamente feliz paseando con María por Valencia, dejándonos sorprender por el destino. Vimos la catedra, el Santo Cáliz y la torre de Miquelet. Maraviloso. 213 escalones y 5 campanadas que nos sonaron.

26- Ayer fui inmensamente feliz durante la comida de Navidad y la sobremesa, no fue nada especial, la sencillez es muy hermosa.

25- Ayer fui inmensamente feliz escuchando las historias de mi amigo Ángel.

24- Ayer fui inmensamente feliz cuando un joven compañero de coro me llamó para decirme que quería comprar uno de mis libros de Madrid para regalar a su abuelo. Un nieto no regala cualquier cosa a su abuelo, me lleno de orgullo el que me tuviese en consideración para tan alto honor. Javier es un chico entregado a la vida, a la música y es muy solidario, es una bellísima persona y un gran tenor, además apuesto a que llegará muy lejos en el mundo de la música coral. Es un honor ser su amigo.

23- Ayer fui inmensamente feliz yendo al cole a por María, recibiendo el cariño de padres y madres, la despedida del último día de cole antes de las vacaciones de Navidad es muy especial, es el espíritu de los villancicos, la Navidad y los niños que aportan una frescura especial a la vida.

22- Ayer fui inmensamente feliz sintiendo la amistad de mi amiga Alicia, un café, una buena conversación y a vivir la vida consciente, no hay mejor profesora de mindfulness que ella.

21- Ayer fui inmensamente feliz en el teatro, viendo Esos locos fantasmas, un musical infantil lleno de mensajes, pienso escribir sobre ello.

20- Ayer fui inmensamente feliz trabajando para las jornadas de Lupus organizadas por AMELyA, María estuvo ayudando, llevando el micro en el turno de preguntas y en el desayuno. Orgulloso estoy. Por la tarde pasamos el tiempo jugando, viendo una película con mensaje y comiendo palomitas. El día perfecto, nos vino muy bien que después del madrugón y de la mañana de curro, pudiésemos disfrutar de estar en casa sin prisa ni expectativas.

19- Ayer fui inmensamente feliz haciéndome socio de la SGAE, siendo receptor de la generosidad de mi gran amigo Ramón Gil, el ilustre compositor y pianista.

18- Ayer fui inmensamente feliz escuchando el concierto de los coros Infantil Jesús Maestro y Peñas Arriba en Casa de Cantabria, como siempre emocionante y entrañable. Además pude conocer y hablar con madres de niños del coro con las que no había tenido oportunidad y ha sido precioso. Al final la música une familias y las crea, la familia musical es la gran familia universal y transmite y recibe amor incondicional.

17- Ayer fui inmensamente feliz recogiendo el premio que ha ganado el coro del certamen de villancicos del ayuntamiento haciendo y haciendo manualidades en el taller de Navidad del colegio de María, es muy hermoso ver como se lo han preparado y trabajar codo con codo con otras familias.

16- Ayer fui inmensamente feliz cantando en el festival de Navidad del colegio donde estudia María. Es una suerte poder cantar con ella y con mis compañeros y conocer a personas tan maravillosas como las que he llegado a conocer.

15- Ayer fui inmensamente feliz esperando al metro a las 5:45 de la mañana mientas observaba la vida a mi alrededor, una realidad que no suelo ver, un grupo de trabajadoras hablando del fin de semana con una alegría descomunal y muy contagiosa.

14- Ayer fui inmensamente feliz disfrutando de un presente como regalo del universo.

13- Ayer fui inmensamente feliz dando Reiki en una plaza en Castellón. La asociación Antupainco tenía en un Stand en una Feria Intercultural y estuvimos compartiendo momentos muy hermosos.

12- Ayer fui inmensamente feliz viendo como un grup de padres y madres se entregan para ayudarse unos a otros por un mismo bien común, el coro.

11- Ayer fui inmensamente feliz compartiendo una victoria, el coro infantil Jesús Maestro, donde canta mi hija, ganó el certamen del ayuntamiento de Madrid con un villancico cuya letra está escrita por mi. Es el quinto año consecutivo que ganan, son un coro maravilloso dirigido por Raúl, con las enseñanzas de Ángel como profesor de técnica vocal, y al piano el compositor de la música y gran amigo mío, Ramón. Fue una mañana tan emocionante como especial.

10- Ayer fui inmensamente feliz aprendiendo a educar, y no fue fácil pero si enriquecedor para ambas partes.

9- Ayer fui inmensamente feliz sintiendo el amor del universo a través de sus canales, mediums, duendes y hadas..

8- Ayer fui inmensamente feliz sintiendo como el universo es perfecto, no hace nada en balde y es todo muy muy hermoso.

7- Ayer fui inmensamente feliz compartiendo con mi hija nuevas experiencias, no hace falta hacer grandes viajes para vivir  aventuras o descubrir todas nuestras posibilidades.

6- Ayer fui inmensamente feliz todo el día,  me lleno especialmente  que en la Feria Medieval, después de estar un buen rato decidiendo cuál compramos una orgonita, al terminar pedí un abrazo a la vendedora, una señora con una fierza energética maravillosa. Fue un momento energético bestial, lleno de luz, amor y comprensióin de que todos somos lo mismo.

5- Ayer fui inmensamente feliz arriesgando.

4-Ayer fui inmensamente feliz haciendo los deberes con María. Cada día es un reto nuevo, deberes, cena, hacer mi trabajo. Lo que tiene ser autónomo y trabajador desde casa, es agotador. Deberes, cenas, lavadora, plancha, ordenador y escribiendo…ahora no sé quien soy pero ha habido momentos maravillosos intentando levantar la autoestima de una niña que sale vapuleada por la actitud de algunos compañeros y profesores. Hay que ser justo y dar palos a quien se lo merece y a veces todos nos merecemos bajar la cabeza y aceptar los capones. En la educación es muy importante que se trabaje en equipo, colegio y casas, pero también es importante saber que lo que se diga a un niño de once años queda programado. A veces escucho a los padres hablar de los hijos con los hijos delante que es una barbaridad…¿sabrán que dejamos nuestra energía en las etiquetas que ponemos aunque lo usemos en modo graceja? Al final, la tarde ha estado llena de sentimientos y de aprendizajes manteniendo el orden y el equilibrio natural de las cosas, levantando el animo sin desautorizar a los profesores.

3-Ayer fui inmensamente feliz cenando con Jesús en mi nueva casa. Hemos estado viendo los muebles con los que me voy a quedar, nos ha invitado a cenar y todo ha estado genial. María y yo hemos disfrutado de nuestra próxima casa y de su actual inquilino.

2- Ayer fui inmensamente feliz haciendo los deberes con María, ayer especialmente porque nos reímos mucho haciendo problemas de porcentajes. No tiene mayor misterio, sencillamente teníamos la tarde tonta.

1- Ayer fui inmensamente feliz tomando un café con mi amigo Luis, me contó aventuras de su último viaje y escuchó las novedades sobre mi vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *