Editorial de Abril 2021

Programar

De niño he visto mucha televisión, muchos programas de música, documentales de la 2, Los Ropper, Un, dos tres, Aplauso, La bola de Cristal, Fraggel Rock y muchas películas: Love Story, La fuerza del destino, Platoon, Top Gun… a mediados de los 80, escribí un texto que hablaba sobre las películas que hacen que tengamos sentimientos, a ver si lo puedo recuperar y lo comparto en otra entrada.

Hace poco vi una charla Ted de Ethan Hawke en la que habla del día en que salió del cine de ver Top Gun, fue con su hermano, este se alistó en el ejercito y Ethan se metió a actor. Las películas nos marcan y condicionan nuestras vidas. Curiosamente tras el éxito de Top Gun el ejercito de Estados Unidos encabezó la coalición internacional en la primera guerra del Golfo. La generación Top Gun tenía su oportunidad.

Recuerdo los comienzos de esos programas concurso de niños domesticados para imitar, para bailar con movimientos sensuales imitando a los artistas de moda, reguetón incluido, mientras los padres y las madres lloran de emoción entre el público. Imitamos lo que vemos. Aprendemos a través de la imitación. Los humoristas imitan para hacernos reír, los famosos se acaban imitando a ellos mismo cuando comienzan su declive… Adquirimos un rol, un papel de actriz o actor en el teatro de la vida y cuando nuestro yo no va por el mismo camino que nuestra máscara, nuestro personaje, imitamos nuestro propio papel, a nosotros mismos, en este roll que adaptamos cuando ese ego crece demasiado.

Recuerdo que no hace muchos años, para saber cuanta gente veía la televisión, dejaban unos cacharros en unos cientos de hogares y las estadísticas calculaban la audiencia de miles de espectadores de los programas, según SOFRES, lo mismo algún lector todavía se acuerda. Ahora ya no hace falta molestar a las familias para convencerlas de que pongan un cacharro extra a cambio de una tarjeta regalo para gastar en unos grandes almacenes. Gracias a las tecnologías, los que “controlan” las audiencias saben quiénes, cuándo y dónde nos conectamos. Si tú televisor plano tiene cámara, hasta podrán ver cuantas personas hay en el salón viendo el electrodoméstico de mayor tamaño que tienes en tu casa. Jordi Nadal, editor de Plataforma Editorial me comentó que no se fiaba de una familia cuya televisión ocupase más espacio que su biblioteca. Se puede argumentar que se leen libros electrónicos, pero para el buen lector no es lo mismo. Se retiene mejor leyendo en papel, una casa con libros es como tener en el dormitorio el armario de Narnia.

De un tiempo a esta parte la televisión pierde poder y adquiere fuerza los gadgets electrónicos tipo ordenadores (computadoras), ya sean de Windows o de Mac, hay muchos sistemas operativos, algunos son de libre disposición pero estos dos son los que se llevan la fama, parece que lo gratuito nos asusta y se paga cantidades importantes de dinero por tener lo último creyendo que es lo mejor.

Guillermo Puertas, el creador del sistema operativo Ventanas que nos mantiene a todos en vilo por si nos entra un virus en el PC… Cosa que con Apple no pasa, es tan bueno que no necesita anti virus.. ahora que lo pienso… ¿Nos estarán programando con tanto programa en los ordenadores, virus, anti-virus, televisiones y radios?


Programa de televisión o radio: Espacio de radio o televisión para re-llenar vacíos existenciales.

Programación: Parrilla de programas, horarios.

Programar: Un juego, una aplicación, una mente.

Programa para el ordenador: Sirve para tener un documento de texto, de cálculo, de edición de imágenes… un sistema operativo.

Informar: Dar informes; dar forma a un cuerpo; ser la forma sustancial de algún cuerpo; formar, perfeccionar a alguno por medio de la instrucción.

Informativo: Se supone que es el medio de comunicar noticias objetivamente pero puede que resulte ser: dar indicaciones que orienta acerca de cómo hacer algo*.

Sin duda vivimos en la sociedad del ruido y las programaciones en los canales y en plataformas digitales. El ruido que hay en Internet, en las redes, y nos llega en formato de píldoras de tres minutos entre exclamaciones: “¡mira lo que ha dicho!”… pero si esto lo llevamos oyendo diez años… “es que bueno recordarlo ahora”. ¿En serio lo hemos olvidado? Pues hay que empezar a trabajar la memoria. Si hay que ver vídeos, habrá que hacer algo para retener en la mente todo lo que nos llega, quizás por eso sea mejor leer para integrar mejor. El ver esas píldoras nos hace dormir. Creemos que vemos vídeos para despertar pero en verdad son píldoras para dormir.

No recuerdo donde leí el otro día que los cuentos para niños son para que los niños duerman y los adultos despierten. Creemos que hemos inventado las palabras despertar e iluminar: “estoy iluminado”, “es que estoy en una frecuencia muy elevada”. Solo por creernos eso, ya nos situamos en una frecuencia más baja. Quizás el que esté elevado no habla ni de frecuencias ni de dimensiones sino de aquí y ahora que, por cierto, es el mejor momento para mantenerse despierto.

Yo no soy quién para decir que se apaguen las televisiones pero sí puedo aconsejar leer entre líneas… las 576 líneas horizontales de la televisión en el sistema europeo, las del ordenador o las de cada lectura, ya sea en periódico, tablet, libro o epub.

La máquina más perfecta en el universo es el cuerpo humano, el peor virus es la manipulación, puede contagiar miedo y hacernos enfermar.

Si tu PC funciona con el sistema operativo Windows ¿Quién no ha sentido alguna vez cierta angustia al encender un ordenador tras amenaza de virus?

Otorgamos demasiado poder a lo externo cuando la fuerza está en nuestro interior. Apaguemos de vez en cuando los electrodomésticos y encendamos nuestra llama interior, no seremos iluminados pero iluminaremos, al menos, nuestros caminos.

Jose Mª Escudero Ramos es editor jefe y presidente de la Revista y Asociación sin Ánimo de lucro Susurros de luz.

*Fuente: https://es.wiktionary.org/

1 comentario en “Editorial de Abril 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *