Editorial de enero 2022

2022

Me gusta el número que este año marca el calendario gregoriano.

Dejando volar la imaginación, me podría pasar horas viendo jugar a tres patitos alrededor del estanque dorado.

2022, el año en el que buena parte de la sociedad deposita grandes expectativas. ¿Pasaremos por fin página o seguiremos con el monotema que nos acompaña ya por 22 largos meses?

No quiero hacerme ilusiones, miro con cautela el almanaque, sin expectativas, quiero disfrutar de lo que cada día el Universo me quiera regalar.

A pesar de la ausencia de expectativas, sí tengo unos propósitos, unas metas, proyectos, ideas y sueños que me encantará hacer realidad a lo largo de los próximos 12 meses, y son:

– Ampliar las actividades y proyectos de Susurros de luz, tenemos unos cuantos empezados, pendientes o a punto de comenzar.

– Quiero escuchar más… y dar más abrazos.

– Quiero fomentar la lectura, la escritura y la duda, el pensamiento crítico.

– Hacer más talleres de arte como forma de autoconocimiento.

– Me encantaría hacer un gran reto solidario, todavía estoy pensando cuál.

– Y peregrinar, caminar sin rumbo pero con una meta: La paz. Hacer la senda de la paz.

– Este año publicaré un libro, al menos, para Susurros de luz y otro a nivel personal.

Pero mi gran propósito, como fundador de Susurros de luz, es tener un equipo de voluntarios y voluntarias activas, con ánimo y bien dispuestas a seguir dando tiempo para servir al prójimo así como mantener al pequeño grupo de colaboradores y cooperantes que también aportan lo que puedan para que podamos seguir con nuestros proyectos.

Y lo más importante: deseo hacerles sentir todo lo agradecido que estoy porque sin ellos/ellas, Susurros de luz sería un suspiro. Que tampoco suena mal, pero un suspiro es efímero y los susurros pueden  ser eternos.

En 2022 seguiremos dudando para encontrar certezas, para susurrar realidades en busca de la verdad absoluta y, sobretodo, seguiremos amando sin límites ni condiciones.

Gracias por ser luz en susurros. GRACIAS

Pido por un 2022 de película… perdón, ejem… mejor no, menudas películas hemos vivido en los últimos 20 meses… Por un 2022 muy sentido, sin miedo a vivir.

 

Jose Mª Escudero, fundador y editor de Asociación y revista Susurros de luz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.