El velero, escrito compartido por Antonio Martínez

Antonio Martínez, Valencia, 27 de abril de 2020

En estos momentos llenos de incertidumbre y a su vez de solidaridad e imaginación; estamos viendo cómo estas almas entregadas, estas almas inquietas, muestran su servicio y luz.

Adriana es una chica joven de Valencia que se ha visto sumergida en un ERTE. Nuestra protagonista, no sabía que una mañana al despertar se encontraría con esa chispa, esa inspiración que sabes que tienes que seguir y aún sin salir de su asombro, se compró una máquina de coser vía online, estudió tutoriales en Youtube de cómo coser a máquina pues nunca había tocado una de esas extrañas máquinas, aún nos estamos preguntando cómo puede coser tan rápido.

Con esa determinación, seguridad y asombro se puso ha fabricar mascarillas de tela, con un bolsillo por dentro para ponerle un filtro  y hacerlas más seguras. La primera remesa de mascarillas fue para  toxicómanos, pues la mayoría tiene el sistema inmune muy deficiente,  después empezó a moverse entre sus contactos y por whatssap, a su vez que la habilidad en el coser se agilizaba y ahora está vendiendo mascarillas a domicilio y el 100% de lo recaudado lo dona a un improvisado pero muy efectivo banco de alimentos dónde compramos en comercio de barrio, consiguiendo acuerdos para tener un precio solidario. En esta improvisada tripulación se ha unido un cocinero profesional que está cocinando para personas mayores que no pueden hacerse cargo de su propio sustento, también se han unido voluntarios de reparto y de seguimiento telefónico y online. Este navío mercante capitaneado por Marina una incansable trabajadora social, mueve una gran carga de amor, solidaridad y entrega. Existe otro barco, un pequeño velero de luz y relajación, que hace seguimiento, acompañamiento, relajaciones y concursos, todo esto en un dinámico grupo de whatssap al que lentamente se están uniendo más personas, curioso pero todo señoras mayores.

El destino de este pequeño velero es mitigar los efectos del confinamiento a personas en soledad no deseada.
Este velero está capitaneado por un servidor.
Om shanti

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *