Emociones

¿Qué se puede escribir sobre las emociones que no se haya escrito ya?

Vivimos en una sociedad en la que nos enseñan a ocultar nuestras emociones. “Los hombres no lloran”, jo, pues con lo liberador que es eso de hincharse a llorar. Soltar todo lo que llevas dentro y dejar todas tus emociones en un pañuelo, jajaja. Las emociones implican vida. Sientes, vives, es verdad que hay que controlarlas pero para eso antes hay que conocerlas, tenemos que conocernos.

Hay constancia de que Aristóteles en el siglo IV antes de cristo intentó clasificar las emociones, 14 nada menos, hasta Disney en el siglo XXI ha hecho una preciosa película cuyos protagonistas son las 5 emociones que viven en la cabeza de una niña.

El resultado de mi investigación sobre las emociones tiene una conclusión, cada emoción es un estímulo a una parte de la vida, unas sirven para protegernos, otras para sobrevivir, otras para disfrutar, todas para evolucionar, nada más hemos de conocerlas y vivirlas en equilibrio, sin reprimirlas. No es malo vivir con miedo, nada más hay que controlarlo.

Conocer todas las herramientas nos da la posibilidad de aplicar mejor cada una de ellas. Se me ocurre un ejercicio, ¿qué tal vivir un día, una semana, siendo consciente de nuestras emociones? Vamos a ver por cuantas emociones pasamos o sentimos a lo largo de un día, por ejemplo. El siguiente paso sería ver cuales son dañinas y cuales son positivas y vivir en equilibrio para poder sacar lo más positivo de cada uno y mejorar como seres en constante evolución.

Anda que no nos queda trabajo. Vamos a emocionarnos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *