GRACIAS, María de los ÁNGELES

Hoy he tenido una gran lección de humildad, una de las más grandes que he tenido hasta ahora.

Hoy firmamos la ratificación de divorcio, mi queridísima ex esposa y yo. Todo ha ido rápido y muy bien. Sonrientes ante el juez, sin ningún problema, todo muy rápido.

Después hemos ido a tomar un café, momento en el cual yo he aprovechado para sentar “mis bases”, hemos tenido un momento delicado el pasado fin de semana y mi ego ganador no podía dejar fluir, tenía que decir lo que sentía para no sentar precedentes. Lo que ocurre es que quizás hoy no era el momento para ello.

Hoy era el día para agradecer, para escuchar, para amar.

Y me he perdido en el pasado…y en mi ego.

Tras el desayuno fuimos andando a la parada del autobús. María de los Ángeles, mi compañera de vida durante 22 años, en cuanto vio acercarse el autobús, me dio dos besos en las mejillas y un intenso abrazo durante el cual sentí lo más hermoso que me ha dado durante toda su vida. Sentí pasar lo mejor de nuestras vidas en 20 segundos.

¡Me calló con un par de besos y un intenso abrazo!.

Solté unas lágrimas y aprendí que en la vida hay momentos en los que el silencio lo dice todo, en los que no conviene remover la mierda sino aprender y enseñar en la media en que puedas.

Los momentos más duros son los que pueden despertar más conciencias.

María de los ángeles, con un abrazo me has recordado que me has dado durante muchos años lo más hermoso de ti y quería agradecértelo, pero una vez más he perdido la oportunidad. Me has ganado con tu amor, una vez más. Gracias por esta lección de humildad.

Hoy hemos ratificado que no hemos sabido hacernos felices, aunque he de confesar que lo hemos sido, y mucho pero eso no quita para que diga que te amo, que te amaré siempre.

Gracias por estar a mi lado. Espero ser merecedor de tu eterna amistad, te deseo lo mejor de lo mejor.

Te lo mereces.

1 comentario en “GRACIAS, María de los ÁNGELES

  1. Anonimo

    Jose que bonito que te callen con un par besos…para que puedas meditar.
    Que bonito recordar lo que seguro os habéis dado.
    Que bonito amar aunque ya no puedas convivir con ella.
    Que bonito agradecer 22 años de crecimiento juntos.
    Yo tengo que decirte que me llevo bien con mi ex. tengo poco trato, sin embargo cuando nos encontramos nos besamos e interesamos por la salud y el bienestar del otro, porque aunque no quiero compartir mi vida con mi ex. soy como soy, gracias a lo que aprendí y viví, junto a esa personita que me aguanto y amo durante años.
    Gracias por compartir amigo

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *