Libro de abril 2022: Humanizar la soledad de Consuelo Santamaría y José Carlos Bermejo

Título: Humanizar la soledad. Comprenderla y acompañarla

Autores: Consuelo Santamaría y José Carlos Bermejo

Editorial: Desclée De Brouwer

Nº de páginas: 176

ISBN: 9788433031648

Año de edición: 2022

Consuelo Santamaría y José Carlos Bermejo comparten en su libro «Humanizar la soledad. Comprenderla y acompañarla» muchas de las experiencias vividas a lo largo de sus carreras en el Centro de Humanización de la Salud de los Religiosos Camilos. Allí se enfrentan a situaciones muy difíciles relacionadas tanto con el duelo como con los pacientes que viven sus últimas horas. Los Camilos intentan humanizar la salud, la enfermedad, los últimos días, el duelo y, en definitiva, la vida. Conocemos bien su labor porque somos fieles seguidores de sus talleres, muchos de ellos gratuitos, que imparten ya sea online, en el centro que tienen ubicado en Tres Cantos o en diferentes centros hospitalarios. Recomendamos seguirlos porque ofrecen muchas posibilidades de acompañamiento, crecimiento y aprendizaje.

Humanizar la soledad es un libro de consulta muy útil. Una herramienta para conocer a fondo lo que muchos damos por sentado que conocemos: la soledad. A veces ese conocimiento, o creer que sabemos, nos puede servir de excusa para la no acción. Humanizar la soledad es conocer para hacer, hacer se hace sosteniendo, estando. No hace falta conquistar espacios intergalácticos para creer en grandes gestas, pequeños pasos para el hombre pero grandes para la humanidad; las gestas se hacen con pequeños gestos, con pequeñas preguntas, ¿Cómo estás? ¿Cómo te llamas?. Ofreciendo la mano a aquel que la necesite, o esté en una fase de tormento en el que crea que no necesita nada pero hacerles sentir que no están solas hará a una persona que su soledad sea más llevadera. Hacer creer que no se está sola. ¿Cuántas personas conocemos que a pesar de tener pareja no se dirigen la palabra en días? La soledad cuando se está acompañada da frutos amargos. Consuelo Santamaría y José Carlos Bermejo no tienen una varita mágica que nos ofrezcan la solución perfecta pero si dan pautas para que sepamos distinguir los tipos de soledades. Es importante, el conocimiento adecuado para reaccionar mejor en cada circunstancia. Dar buenos consejos, asesorar, abrazar cada momento.

A lo largo del libro se trata el tema de los malos tratos, el suicida, el suicidio y los familiares que lo sobreviven. Se habla de la soledad buscada, la forzada, tras una pérdida, la que sientes tras recibir una mala noticia; nos hacemos dependientes de alguien, ¿qué tipos de dependencia hay?; los factores sociales, la edad, los amigos, las parejas…

Hay capítulos que se hacen duros pero lo que más me ha gustado es que el último pues lo sentí como un grito de optimismo.

Recomendamos la lectura de este libro, si te sientes sola porque así te sentirás menos sola en tu soledad; si estás al cuidado de enfermos, ancianos, adolescentes (que etapa tan difícil que nos hace sentirnos tan solos e incomprendidos) porque se puede aprender más.

Me gustaría compartir unas líneas de ese último capítulo que tanto me ha gustado:

-Educar para vivir es enseñar a agradecer la vida, a cuidarla como un valor único que se nos ha dado, enseñar a amarla gustando todos y cada uno de los momentos de existencia. Esto no solo educa para la vida, sino que educa para la soledad.

-La soledad es una oportunidad para sanar, encontrarnos a nosotros mismos y fortalecer las relaciones con los demás.

La vida está llena de momentos en los que podemos sentirnos solos, sacar provecho de ello depende de cada uno de nosotros. Por eso es bueno educar para la soledad. No es un castigo, a veces es hasta un privilegio.

¿Cuántas veces nos permitimos el placer de estar en soledad y silencio con nosotros mismos?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.