La vida es bella

El pasado fin de semana ha sido muy especial, la verdad es que ha sido normal, muy especial. ¿No sé si me explico? Lo normal es que sea muy especial. Todo amor, emociones, descubrimientos, aceptar, aprender, dejar fluir, sentirse unido al universo, dejar que pasen las cosas, sentirse hacedor de que pasen las cosas…tal fue mi estado de gratitud que me puse a rebuscar en la memoria canciones,  buceando por youtube me llegó aquella de una película, es La vida es bella. Escuchándola no paraba de llorar de gratitud hacia el compositor, el autor de la letra, los interpretes… que bella música, que bella letra…fue cuando me di cuenta de que el Ser Humano es capaz de componer cosas así, ¡escribir mensajes tan hermosos!. A su vez me hizo ser consciente de que ese compositor transcribe lo que el universo quiere que escuchemos en un momento dado para que recordemos que somos, nuestro potencial, nuestra esencia. El compositor, el autor, es, son, un instrumento, instrumentos, que canalizan el mensaje para que nos llegue a todos cuando lo necesitamos…!cuántas emociones hemos sentido por la música, el cine o una poesía…por una novela, un ensayo, una frase…!

Las ideas están en ese campo morfogenético en el que todos somos lo mismo, donde no existe el tiempo, nada más que la unicidad, el ser UNO, energía de amor, por eso cuando escuchamos ciertas cosas, nuestra frecuencia vibratoria aumenta, estamos alcanzando la frecuencia adecuada del amor incondicional.

Gracias, universo, por poder sentir la música y su vibración.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *