Luz de invierno

En estos días de hermosa luz que marca el solsticio de invierno, me pongo sensible y analizo lo bien o mal que he hecho las cosas durante  este último ciclo solar en el que la tierra da la vuelta al sol que marca nuestro tiempo, nuestro año humano.

Me siento en la entrada del bosque y veo moverse las sombras ante mí. A veces me fijo en la oscuridad de la sombra y otras veces observo la inmensidad de la luz que hay fuera de esa marca oscura. Sin luz no habría sombra, me digo, sin nada con que comparar no habría perfección ni contrastes.

Si podemos levantarnos es porque hemos caído primero.

Si sentimos odio es porque hemos aprendido a amar primero.

Conocer las emociones nos hace fuertes porque podemos sacar provecho de cada una de ellas. El miedo es inspirador, nos hace avanzar, pero también nos puede paralizar.

El estrés es bueno, los estresares vitales son aquellos que te hacen levantarte y te activan para hacer las cosas del día a día. La psicóloga Isabel Casado hablaba de esto el otro día en una conferencia, “el estrés es como sujetar un vaso de agua con a mano, podemos lidiar con ello un minuto sin tener mayor problema, pero la prolongación en el tiempo es lo que te altera tu estado”. Si tuviésemos que sujetar el vaso más tiempo nos cansaría, por lo tanto la intensidad, la frecuencia y la duración del estrés es lo que hace que pase de ser activador a limitador. El estrés es controlable a través de la meditación.

Todo en su justa medida es positivo. Volvemos a lo de siempre, equilibrio. Si focalizas tu atención en la sombra, te perderás la luz, pero agradece a esa luz que tengas esa sombra que te hace aprender y avanzar.

Conoce tus herramientas y serás un gran profesional, si conociéremos bien nuestros sentimientos y emociones seríamos unos perfectos seres, muy humanos. Perfectos seres humanos.,Eso implica fracasar y seguir insistiendo, crear nuestras propias experiencias, sentir, pensar, vivir, dudar, amar…

¡qué hermoso es ser humano con todas nuestras perfectas imperfecciones!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *