Mensajes en el camino

Nos encanta Paraguay. No vemos más que lindas personas dispuestas a agradar. Hemos pasado el fin de semana en casa de una familia muy atenta que nos ha tenido en palmitas todo el tiempo. El domingo nos invitaron a un lugar muy especial, la misa que se celebra una vez al mes en el cementerio llamado Jardines de la paz, allí da misa un cura polaco con una forma de transmitir que da gusto oírle, además va acompañado de un grupo que canta una especie de misa campesina  tan hermosa que, entre el sermón del padre, sus mensajes y la música, no hemos parado de llorar de emoción y gratitud.

Hemos regresado a nuestra realidad, en el agitado bus, en silencio, disfrutando de cada instante vivido.  Llegar a la misa y que el sermón trate sobre la entrega a la humanidad, del don del servicio, nos hizo creer todavía más en nuestra misión de vida en este momento. Hemos de estar aquí y ahora, amando, sintiendo…de momento gratitud inmensa por poder sentir cada una de las emociones que nos llenan el alma.

El camino está lleno de mensajes, verlos o no depende de lo atentos que estemos al recorrido que hacemos.

Mi presente es un regalo y se llama como tú.

Gracias por leernos.

 

2 comentarios en “Mensajes en el camino

Responder a Marinieves Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *