No es imposible cambiar

No es imposible cambiar.
Es difícil pero se puede.
Hay que querer. Quizás tenga que haber un  tipo de despertar, de toma de conciencia. Conocer qué es lo que se tiene que cambiar y seguir queriendo hacerlo, todavía con más ganas.
No va a resultar fácil cambiar hábitos ni desprogramarse.
Si uno cree  que no se puede cambiar. ¿para qué hemos venido a este mundo? ¿para comprar? ¿Consumir?
Yo humildemente creo que hemos venido para zanjar asuntos pendientes, para aprender, caer, levantarse, cambiar, perdonar y amar,  sobre todo amarse.
Mientras haya ignorancia por alguien o algún tipo de pensamiento limitante o negativo significará que hay sentimientos que no queremos ver.
Hay que trabajar mucho, sobre cuando observamos el mundo como un camino de peregrinos en la casa de los espejos…lo que no es una señal es un espejo.
Y sí, se puede cambiar. Lo sé porque el ejemplo lo tengo en mí, que soy fluir y contante cambio. Siempre en la búsqueda, a veces por el camino equivocado otras por camino de sombras y oscuridad hasta que vi la luz que ahora me guía.
¿Y dónde vi esa luz?
En mi interior a través de los demás, por ello solo puedo estar agradecido de todo y por todo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *