¿Por qué ser voluntario?

 

Texto escrito por mi para el primer boletín especial Voluntariado de la Asociación de servicio de Reiki

Para algunas personas la labor que hacen las ONG´S y los voluntarios las deberían de desarrollar los gobiernos, es decir, piensan que a través de esos voluntarios están creando más paro, si los trabajos se hacen gratis se deja de pagar por un servicio que además tendrían que hacer los gobiernos directamente con sus correspondientes departamentos gubernamentales. Se dice que la labor de algunas asociaciones es la forma que tienen los gobiernos de privatizar servicios que tenían que ser públicos ahora en empresas privadas a las que se dan subvenciones para que se hagan esas tareas.

Ahora bien: ¿Se harían esas tareas si no fuese por las Asociaciones sin ánimo de lucro? Es una difícil pregunta. Muchas se harían, no sabemos de qué forma. Otras, seguro que no. Según surgen necesidades se van creando las ayudas y muchas veces esas ayudas llegan más rápido si no se ven envueltas entre las inmensas redes de la burocracia. Lo cierto es que esas personas que así piensan tienen razón.

Hay muchas cosas que deberían hacer los gobiernos, pero no las hacen. Es verdad que muchas de ellas deberían ser remuneradas; el dinero que se mueve genera abundancia. Yo cobro, yo lo gasto. Pero también es verdad que hay cosas que no se pagan con la energía dinero. Yo actúo porque me sale del corazón, soy activista y me encanta ser voluntario. Llevo más de treinta años haciéndolo.

He pasado todo tipo de experiencias y me he topado con toda clase de personas. Y todavía me quedan muchas más experiencias por vivir y personas por conocer. Yo no ayudo para ayudar; soy voluntario para que me ayuden, para aprender, para entregar al universo parte de lo que de Él recibo.

Soy voluntario para tener experiencias, para amar, para encontrarme en situaciones en las que no estaría en la vida cotidiana. Me encanta, cuando doy Reiki, poder ver los ojitos de los niños, o sentir las energías de los enfermos de cáncer, o de Alzheimer, o los que tiene parálisis cerebral…Cómo cambian sus facciones antes y después de una sesión. Me gusta escucharles y que me abracen.

Cuando escucho su agradecimiento me hacen sentir especial, muy pequeño en comparación al amor que hay en mí corazón. El agradecido soy yo por poder ser una herramienta de amor tan maravillosa. Yo soy el primer beneficiado a la hora de hacer un voluntariado o de organizar cualquier evento solidario…

El inmenso poder de las constelaciones hace que seamos los que tenemos que ser, desde la ONG a la que va dirigida la ayuda, hasta los compañeros, los voluntarios, los que vienen a recibir y a donar, todos son tan hermosos que lo único que puede salir de ahí es crecimiento, despertar y evolución. No es sólo ayudar a una ONG, es hacer que las cosas pasen y lo que se mueve esos días es tan hermoso que nos sitúa en nuestro lugar, en el aquí y el ahora en el momento en el que ocurre. Amor, somos amor, nos entregamos con amor y aceptamos con amor.

Cualquier evento que te haga sentir eso siendo solidario es extraordinario. Yo agradezco cada experiencia que he tenido en el mundo del voluntariado.

¿Por qué ser voluntario? Por ayudar/nos a sacar lo mejor de nosotros mismos en beneficio de algo mucho más grande que tú y que yo juntos…la humanidad.

boletin voluntariado1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *