#ProyectoBelén2018 tres

#ProyectoBelén2018

Nuestra amiga y colaboradora Noelia nos escribe: Hoy he colaborado con el #ProyectoBelén2018. He dejado pagado un desayuno en un bar de Castellón. La camarera va a pagar un desayuno anónimamente a alguien que ella crea lo necesita.
Como dice uno de mis Maestros de vida: «Dejar pagado un desayuno no es una gran labor, pero es que las pequeñas acciones son las que cambian el mundo»

Los ejemplos pueden despertar conciencias.
Gracias Yuli por hacerlo posible.

Y ahora viene la gran pregunta: Y como saben los que lo necesitan que si entras tienes un café pagado?

Esto se basa en la confianza, tú pagas el desayuno para que se dé al que lo necesita, si se lo queda la camarera o el camerero es porque lo necesitaría ella o él, si quieren que tu acción llegue a buen término, hará lo que sea por encontrar destino para esas monedas convertidas en desayuno. Tan fácil como que si nadie entra allí, ellos saldrás a buscarlo, a repartirlo.

Hay que crear ese hábito del CAFÉ PENDIENTE poco a poco, podemos ir yendo a los locales que conozcamos para abrir esta senda de confianza en el ser humano.
Vale la pena arriesgar unos euros para apostar por el amor y la solidaridad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *