#ProyectoBelén2018

Estaba tomando un café en el bar de la esquina. Llega un hombre quien pregunta con algo de timidez al camarero si puede utilizar el baño.
Deja en la entrada una pequeña, vieja y rota maleta.
Se dirige al servicio y veo que pasa el tiempo y no sale.
Me imagino que se estará aseando.
Le pregunto al camarero si cree que este hombre vive en la calle, no me lo puede confirmar pero cree que sí. Intenta justificar su buena acción diciéndome que no tiene sangre para prohibirle usar el WC.
Le interrumpo y le digo que mi intención es dejarle pagado un desayuno.
Cuando salga del baño, le diga que tiene pagado un café y unas tostadas. El camarero se queda sorprendido y me dice que ahora que salga le preguntamos si quiere desayunar, pero yo me tengo que ir.. Le doy el dinero y le digo que si el no quiere, guarde el dinero para otro que lo necesite.
Dejar pagado un desayuno no es una gran labor, pero es que las pequeñas acciones son las que cambian el mundo.
No cuento esto para que me pongáis medallas sino para hacer ver que todos tenemos esta opción de ser solidarios. No hace falta irse muy lejos para ayudar/se.
Si haces una opción Solidaria dando de comer a quien lo necesite, cuéntalo con el hashtag #protectoBelén2018, porque dar de comer al necesitado no es sólo cosa de la Navidad.
Tu ejemplo puede despertar conciencias.
Gracias por hacerlo posible. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *