Qué suerte he tenido de nacer

Es muy posible que no sea el hombre que tenga más dinero en el mundo, ni siquiera sé si podré pagar el alquiler del mes que viene, jajaja, me río llorando de emoción, porque hoy confirmo que puede que acabe durmiendo en la calle, puede que sea el más pobre del parque…pero tengo abundancia en algo que me llena de orgullo, tengo abundancia en amor, en amistad…
Hoy lo digo con los ojos llenos de lágrimas, porque justo hoy necesitaba escuchar algo y ese mensaje me ha llegado por medio de un ángel anónimo con nombre propio.
Hoy lloro de emoción sabiendo que quizás mañana me ría del mañana porque «hoy» es lo que importa y hoy, sólo hoy, lo importante es el poder del amor y la amistad.
GRACIAS
GRACIAS
GRACIAS

 

Qué suerte he tenido de nacer,
para estrechar la mano de un amigo
y poder asistir como testigo
al milagro de cada amanecer.

Qué suerte he tenido de nacer,
para tener la opción de la balanza,
sopesar la derrota y la esperanza
con la gloria y el miedo de caer.

Qué suerte he tenido de nacer,
para entender que el honesto y el perverso
son dueños por igual del universo
aunque tengan distinto parecer.

Qué suerte he tenido de nacer,
para callar cuando habla el que más sabe,
aprender a escuchar, ésa es la clave,
si se tiene intenciones de saber.

Qué suerte he tenido de nacer,
y lo digo sin falsos triunfalismos,
la victoria total, la de uno mismo,
se concreta en el ser y en el no ser.

Qué suerte he tenido de nacer,
para cantarle a la gente y a la rosa
y al perro y al amor y a cualquier cosa
que pueda el sentimiento recoger.

Qué suerte he tenido de nacer,
para tener acceso a la fortuna
de ser río en lugar de ser laguna,
de ser lluvia en lugar de ver llover.

Qué suerte he tenido de nacer,
para comer a conciencia la manzana,
sin el miedo ancestral a la sotana
ni a la venganza final de Lucifer.

Pero sé, bien que sé…
que algún día también me moriré.
Si ahora vivo contento con mi suerte,
sabe Dios qué pensaré cuando mi muerte,
cuál será en la agonía mi balance, no lo sé,
nunca estuve en ese trance.

Pero sé, bien que sé…
que en mi viaje final escucharé
el ambiguo tañir delas campanas
saludando mi adiós, y otra mañana
y otra voz, como yo, con otro acento,
cantará a los cuatro vientos…

Qué suerte he tenido de nacer.

Alberto Cortéz

3 comentarios en “Qué suerte he tenido de nacer

  1. Anonimo

    Que bonito Jose, gracias por compartir
    Preciosa letra que te hace pensar, si, que suerte que he nacido, que suerte que estoy vivo.
    Gracias

    Responder
  2. Paz

    Precioso. Totalmente de acuerdo! Que suerte tenemos! Por tantas cosas, de las que a menudo ni somos conscientes.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *