Un nuevo camino

Mi intención era hacer el último camino el de Santiago, hay unos cuantos antes que ese, pero realmente ¿qué importa el destino si lo importante es el propio camino? ¿Caravaca de la cruz, Guadalupe, Valencia, Uclés…?

Las reflexiones y pensamientos previos al viaje son cero. Hemos dejado fluir la situación hasta el último día, tanto que no sabemos cuando comenzaremos si el lunes o el martes, ni desde dónde. La certeza es que será/es el Camino de Santiago, vamos a hacer el camino, a encontrar nuestro propio perdón de algo que no hemos hecho, a buscar señales y hasta a perdernos…para poder encontrarnos. Vamos a meditar, a reír y a llorar, quizás de sufrimiento o de miedo, seguro que de gratitud, fe, esperanza, confianza y amor.

Vamos en busca de ángeles en el camino, que eso es lo que encontraremos. Bellos seres que  encuentran el lado bueno de las posibles adversidades, que hacen que uno saque lo mejor de si mismo y que confíe, ame y sienta fe y esperanza.

Todo es muy hermoso siendo peregrino…

¿Dónde dormiremos? ¿qué comeremos? Donde y lo que los ángeles nos digan, sin expectativas, disfrutando el presente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *