Voluntario por un día, de momento, con Namasté La Plana

La Asociación Namaste La Plana es una ONG que no para de hacer cosas, Noelia, responsable de toda actividad y persona muy agradecida, es ese tipo de hadas que mueve sus alas para que toda esa energía llegue hasta donde tenga que llegar. Namasté tiene cientos de seguidores en facebook, será porque lo vale, tiene unos muy buenos voluntarios y unos cuantos socios que hacen posible que podamos estar como Asociación, difundiendo las técnicas holísticas, en ferias, plazas y centros de salud, de día, etc…

Yo soy socio, a partir de hoy además soy voluntario, he hecho socia a María, quien también ha hecho hoy de voluntaria, cada uno a su escala, con las mismas ganas e intensidad, con lo que se puede según las circunstancias pero sobre todo con mucho, mucho amor.

Hoy hemos ido al Centro de Atención de enfermos de parálisis cerebral en el Ateneu, hemos compartido Reiki con personas muy especiales. Hemos tenido experiencias vitales muy hermosas, dignas de valorar, de interiorizar. Nos hemos quitado etiquetas, prejuicios y hemos bailado con sus almas, eso es una de las cosas que se consigue con el Reiki, bailar con los que no pueden bailar, volar cuando creemos que no se puede, romper los límites que da tener un cuerpo físico…saltar por el trampolín de la vida agradeciendo todo lo que se tiene, no las cosas físicas, agradeciendo todo lo que podemos dar con un abrazo, con un toque especial, con una mirada, con una sonrisa, y recibir igualmente…amor. Ese amor que no pone condiciones, que rasca vestiduras, que elimina etiquetas, que hace que dejes fluir y que veas que todo en realidad es perfecto como es.

Todo es muy hermoso sobre todo cuando sientes que la vida es pasar de una experiencia a otra, como una partida del juego de La Oca, no importa en qué casilla caigas, todo es perfecto tal y como es, no importa tanto el ganar la partida como el poder aprender que significa tiene cada casilla en la que caes.

2 comentarios en “Voluntario por un día, de momento, con Namasté La Plana

  1. Anonimo

    Hola Jose se de lo que hablas.
    Es maravilloso poder ofrecer pequeñas sesiones de reiki, que crecen semana a semana, porque estamos deseando volver, los receptores nos esperan y nos reciben con los brazos abiertos
    ¿A quien no le gusta que le saluden con amor y chispas en los ojos?
    Yo soy adicta a este saludo y si para ello tengo que desplazarme, pues lo hago. Todo por un simple gesto je je, nooooo. todo por sentirme amada tal y como soy, sin disfraces.
    Personita que quiere sentir la ayuda que le ofrecen los demas, si he dicho bien, soy yo la que recibe, cuando voy a ofrecer. El uni es inmenso y nosotros a traves de el tambien.
    Besos

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *