Diario de Felicidad 6- enero

31- Ayer fui inmensamente feliz compartiendo la jornada solidaria de Maratón por Nepal, en Benicasim, con bellos seres de luz que aportan tanto al mundo y a mi vida.

30- Ayer fui inmensamente feliz ccompartiendo buenas noticias y mas reiki con mis amigos Andrés y Penélope.

29- Ayer fui inmensamente feliz cuando recibí un mail de un eminente doctor en filosofía y especialista en gratitud y pensamiento hinduismo  budista al que voy a entrevistar en Barcelona, en el mail me dice que un miembro de su grupo de meditación me acoge en su casa. Personas que no me conocen me abren su corazón y su hogar, me invitan al taller de meditación y a su casa.

28- Ayer fui inmensamente feliz tomando un café con mi amigo José Manuel.

27- Ayer fui inmensamente feliz montando en bici por Madrid, espíritu libre.

26-< Ayer fui inmensamente feliz firmando un contrato de colaboración con una empresa de mensajería en bicicleta.

25- Ayer fui inmensamente feliz comprándome una bicicleta nueva que voy a usar para trabajar.

24- Ayer fui inmensamente feliz ayudando a mi madre a colocar unas estanterías en el nuevo trastero, mano a mano María, mi madre y yo, riendo y apretando tuercas. Las cosas sencillas y mecánicas sirven para hacer disfrutar de nuevo a la familia.

23- Ayer fui inmensamente feliz cuando, tras firmar el convenio de divorcio, la abogada de mi ex me regla un libro del que habíamos hablado en otra ocasión, por ser el mejor cliente del año. En una situación dura como es la firma del divorcio, también te encuentras ángeles, yo estuve casado muchos años con uno, no pudo ser la convivencia pero espero que ahora mi ex consiga la felicidad que no pudimos conseguir juntos.

22-Ayer fui inmensamente feliz después de estar toda la mañana haciendo visitas, me tocaba ir a recoger un cheque, fui sobre las 2 pm, y mi cliente y amiga Blanca, me invitó a comer en su casa. Estuvimos charlando muy a gusto.

21- Ayer fui inmensamente feliz en un momento del día en el que estaba leyendo en un banco de la calle y pasó la camarera de un restaurante al que vamos mucho mi hija y yo. Se paró para hablar conmigo y aprendí una nueva realidad, así como me preguntó por María y alabó su personalidad. Fue todo un regalo del universo.

20- Ayer fui inmensamente feliz en una entrevista de trabajo, espero que me seleccionen y pueda tener más ingresos extras para poder seguir creando y ayudando.

19- Ayer fui inmensamente feliz aprendiendo a mejorar la funcionalidad de un dispositivo electrónico con la ayuda de mi amigo Jorge.

18- Ayer fui inmensamente feliz dejándome sorprender por la calidez humana.

17- Ayer fui inmensamente feliz siendo consciente de las bendiciones con las que nos premia el universo en todo momento.

16- Ayer fui inmensamente feliz paseando con mi maestra de Reiki, hacía tiempo que no nos veíamos y siempre es un placer aprender de ella.

15- Ayer fui inmensamente feliz tomando un café con Manu, escuchar sus consejos y recibir su cariño es todo un aliciente para seguir en el camino.

14- Ayer fui inmensamente feliz en el ensayo de coro, el primero después de las vacaciones.

13- Ayer fui inmensamente feliz creando una nueva rutina.

12- Ayer fui inmensamente feliz comiendo con María, mi hija, por su cumpleaños. La vida se compone de momentos, hay que vivirlos y aprovecharlos.

11- Ayer fui inmensamente feliz viendo la habitación donde voy a dormir en las próximas semanas, comparto piso con mi hermano.

10- Ayer fui inmensamente feliz comprobando, una vez vas, que los mejores regalos no viene en cajas ni se pueden comprar.

9- Ayer fui inmensamente feliz volviendo a ver a mi hija después de unos días difíciles por no poder verla.

8- Ayer fui inmensamente feliz comprando material para hacer un atrapasueños. Comienza una etapa artesana.

7- Ayer fui inmensamente feliz viendo la cara alegre de las fiestas navideñas.

6- Ayer fui inmesamente feliz enfrentándome a viejos fantasmas, la perspectiva del tiempo hace que los viejos fantasmas los veas como amigos.

5- Ayer fui inmensamente feliz haciendo una larga caminata por el Desierto de las palmeras en una muy grata compañía.

4- Ayer fui inmensamente feliz en la reunión de trabajo del Grupo de Valencia.

3- Ayer fui inmensamente feliz encontrando una rama con la que haré un adorno. La encontré después de una meditación debajo de un árbol. Cuando lo termine subiré la foto.

2- Ayer fui inmensamente feliz reencontrando a amigos «de luz» en Montanejos. Cada paseo por el monte se convierte en un proceso evolutivo, un aumentar el conocimiento porque todos compartimos puntos de vista y experiencias.

1- Ayer fui inmensamente feliz rodeado de amigos, haciendo balance de un año dificil pero muy evolutivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *